Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

lunes, 3 de noviembre de 2014

Deroguemos el Sistema Privado de Pensiones

El día viernes 31 de octubre, en el Diario El Comercio se publica el siguiente artículo:

VIERNES 31 DE OCTUBRE DEL 2014 | 17:27
"Un debate sobre AFP mal informado", por Eduardo Morón
El economista expone las razones por las cuales considera errada la propuesta de eliminar el aporte forzoso a las AFP

En el informe sobre pensiones hecho público la semana pasadahay varios errores de cálculo. El primero es suponer que la gente voluntariamente ahorraría para su jubilación y por ello no hay necesidad de exigir que las personas tengan la disciplina impuesta de ahorrar poco pero de manera consistente para tener una pensiónde jubilación razonable en su vejez.
Sigue a Portafolio en Facebook
Citan el trabajo de Webb como evidencia. Pregunta para todos: ¿y qué pasa si esa persona que es la principal proveedora de ingresos, y por lo tanto de capacidad de ahorro, queda inválida o, peor aun, fallece? ¿Había ahorrado para dicha eventualidad?
Mientras que un afiliado al sistema de pensiones sí tendrá derecho a una pensión en ese caso, el no afiliado será una carga para su familia. No solo se trata de que ahorren, sino de cómo lo hacen.
El segundo error, ligado a lo anterior, es que calculan la rentabilidad neta de los fondos del costo de comisiones, pero incluyen el costo de administración y el costo de tener acceso al seguro de invalidez y sobrevivencia. Incluyen el costo pero no el beneficio del seguro.Así es fácil decir que no funciona.
Este cálculo es crítico para juzgar a un sistema de pensiones de cuentas individuales porque lo que le importa al afiliado es cuál será su pensión de jubilación. La manera como se juzga la bondad o eficiencia de un sistema es mirar qué tasas de reemplazo otorga.La tasa de reemplazo es la pensión de jubilación como porcentaje del salario neto de impuestos que recibía el trabajador. El informe usa el salario bruto. 
Un diagnóstico correcto de cualquier sistema de pensiones exige evaluarlo cuando este ha alcanzado su madurez y no cuando está en transición. Hoy, a 21 años de creación del Sistema Privado de Pensiones (SPP), no hay nadie que haya pasado sus 45 años de vida laboral aportando.
Esa parte del trabajo ofrece un resultado interesante: la tasa de reemplazo seguirá subiendo en los próximos años y para cuando el sistema alcance su madurez se estabilizará en alrededor de 60%. En castellano, esto significa que las pensiones que ofrece el SPP son cercanas al 60% del sueldo que recibíamos. Nada mal considerando los errores en el cálculo de la rentabilidad y salario neto. Si ese es el resultado, la conclusión lógica no puede ser que el mecanismo para otorgar pensiones no funciona y, por lo tanto, debe hacerse voluntario el aporte. La conclusión correcta es que el SPP otorga pensiones razonables a quienes aportan de manera frecuente.
El verdadero problema es que en el SPP conviven dos tipos de afiliados: los que aportan regularmente y los que aportan una o dos veces al año. Estos últimos son trabajadores que no siempre están en el mercado formal y por ello su frecuencia de aportes es baja y, en consecuencia, su pensión será baja. ¿Ese problema es producto del sistema? No. Eso es producto de la falta de convicción de nuestros gobiernos en atacar frontalmente el principal problema no resuelto del Perú: la informalidad laboralHaciendo voluntario el aporte no se soluciona el problema de cobertura ni el de informalidad.
Esa falta de convicción condena a un gran segmento de la población a no tener pensiones adecuadas para su vejez, los condena a tener que trabajar hasta el día de su muerte, a no tener jubilación. Un debate orientado por un diagnóstico errado es estéril y hasta peligroso. 

 MI OPINIÓN

El tema, efectivamente es la tasa de remplazo, el articulista señala que, y es cierto, ningún cliente de las AFP ha aportado durante 45 años, momento en el que la tasa de remplazo alcanzará el 60%, para que esto ocurra, como es obvio, debemos esperar hasta el año 2038, ¿y en el interin que?.

Veamos: un primer problema es -así lo entiendo- que no todos hoy, o hasta el 2038, "ahorran" con regularidad, existe un grupo que lo hace esporádicamente, la informalidad, el cachueleo, el vivir el día, porque o no hay trabajo o gano más sentadito en una esquina vendiendo caramelos, es una razón.

Otro tema es, no lo toca el articulista, la incertidumbre de la rentabilidad asociada a la estabilidad local y mundial del sistema financiero, por lo que, asegurar que la tasa de remplazo será del 60% terminado el año 2038, es una falacia.

Otro tema es, no lo toca el articulista, la incertidumbre de la rentabilidad asociada a la estabilidad local y mundial del sistema financiero, por lo que, asegurar que la tasa de remplazo será del 60% terminado el año 2038, es una falacia.

Tampoco ofrece el artículo soluciones sino críticas a la iniciativa de que el aporte a las AFP sea voluntario, por ejemplo de aquellos que por lo esporádico de sus aportes al llegar a la edad de jubilación han acumulado un capital muy pequeño que, para precisar en el presente, NO le permiten alcanzar una pensión "medianamente razonable" (expresión del presidente de la SBS), por ejemplo, pensemos que los que llegan a la edad de solicitar su pensión han acumulado, 20, 30, 40, 50, 60 o 70 mil Nuevos Soles, ninguno de ellos alcanzará una pensión "medianamente razonable", entendiendo la frase del presidente de la SBS, el percibir una pensión mayor que la mínima pagada por la ONP, debiendo el Estado, si las condiciones están dadas, cubrir la diferencia entre el resultado de la pensión en una AFP y el mínimo que paga la ONP.

Es verdad que falta informar a los ciudadanos, no obstante, la información debe reposar en la verdad y cubriendo todas las posibilidades, algo que como es evidente NADIE en este momento lo hace ni lo permite.
Si los que ahorran esporádicamente, por la razón expuesta o por cualquier otra, no alcanzan a percibir una pensión "medianamente razonable" debe devolvérsele el íntegro de lo aportado y no como en la actualidad, pagándoles no pensiones de hambre, como los mismos marqueteros de las AFP han motejado a las que abona la ONP, sino sumas que insultan la especie humana, reafirmando una vieja sentencia:

"Il uomo e il lupo dil uomo", NO lo debemos permitir y lucharé hasta que ello se cristalice y la vida me sea concedida.

No hay comentarios: