Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 28 de diciembre de 2012

Dos veces trece.


Dos veces trece


El número trece para mí, probablemente también para otros, representa la oscuridad, la poca fortuna ó simplemente, presagio de mala suerte.
Pues bien, dos veces trece deviene en una sentencia fatídica,  atendiendo a las explicaciones del párrafo precedente; mas, pienso que en el  2013 nuestros gobernantes, ¡los reales!, no los que fungen como tales, tendrán la invalorable oportunidad de desandar el camino de la desigualdad, ¡pero hombre! me dirán algunos, ¿estás ciego?, ¡fíjate como ha crecido Lima!, el parque automotor es tan distinto al de hace 50 años, el sector inmobiliario ni que decir, ¿has visto la nuevas  clínicas privadas en el sector salud y como han crecido las que operaban antes? Y en el  sector educación, ¿no has visto las innumerables instituciones privadas que se han creado?
Lo anterior es uno de los hechos tangibles del crecimiento de las ciudades pero no del campo, sin preocuparme de los detalles, como el enriquecimiento deshonesto en por lo menos una de estas actividades; ¿Cuánto se ha tecnificado la agricultura? ¿en  manos de quién  están las industrias de transformación en este sector?, ¿Cuánto ha desarrollado la industria metal mecánica? Y así podríamos seguir preguntando para acentuar los aciertos, deficiencias y olvidos.
Solemos con mucha facilidad, olvidar que el Perú es una nación con 24 departamentos y una Provincia Constitucional, por ello casi siempre nos despreocupamos del crecimiento  del sector rural. ¿Porqué?, ¡porqué permitimos que los políticos, cada cinco años, nos engañen una y otra y otra vez, porque carecemos de conciencia social y la solidaridad un principio para invocar casi nunca de ejecución.
No basta ya decir “El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”,  primero porque no somos mendigos, pero el banco todavía existe ¡sólo para unos pocos, muy pocos!.
Los que habitamos las ciudades, especialmente los que viven protegiendo su burbuja de estabilidad, suelen decir a comentarios como éste, ¡que se esfuercen!, ¡que trabajen! ¿o acaso creen que lo que tengo me lo han regalado?, nadie declara con absoluta honestidad que si no hubiera recibido ayuda y en el camino arrasado a los que pudieran hacerle sombra NO disfrutarían de esa exclusiva y excluyente burbuja.
He sido, soy y seguiré siendo férreo opositor a los regalitos del gobierno, la famosa y patética inclusión social, invitación a utilizar el san benito de “soy pobre” y tienen más plata que muchos profesionales, mas en el campo, la miseria campea, ¡a ellos deben mirar los que manejan el poder!, sus secuaces son sólo el medio de comunicación.
Que el nuevo año, sea uno en que los ricos piensen en lo que no tienen nada, su tarea es brindarles la oportunidad de desarrollarse y para ello una de las variables es el desarrollo del país en su conjunto, explotar los recursos RENOVABLES, moriré en este intento NO más minería y soportemos a las que existen con exigencias y obligaciones mayores, mejorar la educación y focalizar los servicios de salud y nutrición, entre muchos otros.
MUCHA FELICIDAD Y PROSPERIDAD EN EL AÑO QUE ESTÁ A PUNTO DE COMENZAR, ojo es un nuevo año en el calendario, si deseamos que sea diferente pensemos en cambiar.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Bolivia - Salida Soberana al Mar



Bolivia – Salida soberana al Mar.

He opinado muchas veces sobre el justo derecho de Bolivia de contar con una salida soberana al Mar, derecho cuya solución involucra –a mi juicio- tanto al Perú como a Chile para que finalmente Sudamérica sea lo que siempre ha debido ser, un sólido frente negociador.

Es cierto que, invocar la unión sudamericana y la solidaridad pueden entenderse como argumentos simplistas, habida cuenta que existen cuestiones más allá de lo económico que, en sí mismo, comprende complejas situaciones futuras, tenemos también,  los derechos que fluyen del ejercicio de la soberanía que no me es ajena, ello no obstante, pueden superarse si  a lo que se aspira es mejorar la calidad de vida de los más pobres de la región y no vivir en una burbuja cargada de dudas, miedos, presiones internas y externas, sin más  objetivo que ampararse en tratados para ignorar un derecho que involucra a millones de seres humanos.

Recientemente el Canciller chileno ha declarado que no hay negociación posible si la meta es otorgar un derecho soberano al Mar a Bolivia, pues, no existen antecedentes en el Mundo en el que un País le regale a otro parte de su territorio, este argumento, aparentemente macizo, no lo es si planteamos lo siguiente: “Ningún ser humano a escalado el Everest, yo soy un ser humano, por tanto, no puedo escalar el Everest”, son precisamente estos retos los que han llevado a la humanidad a su desarrollo, que éste sea monumentalmente desigual no debilita el planteamiento, ¡lo reafirma!.

Bien, ¿Cómo solucionarlo?, primero es indispensable discutirlos y no cerrar el diálogo ¿cómo?, prioritariamente, pienso, es debatir el tema económico, para ello, debe evaluarse el tráfico comercial vía marítima desde el Callao hasta Iquique incluyendo en su momento al nuevo Puerto boliviano, ¿cuál el grado de afectación a la economía interna de las naciones involucradas luego de la evaluación anterior?, ¿cuál el período de maduración del nuevo terminal y quienes sus inversionistas, como acto previo a las conclusión precedente?, ¿Bolivia, Chile y Perú, compiten en la misma producción exportable ó pueden especificarse nichos para cada uno?, ¿Cómo se beneficia Sudamérica con el ingreso de Bolivia como exportador soberano, entrado en  vigencia  un acuerdo para esos fines?, ¿Existiría oposición externa, USA, por ejemplo?,  la interna ha de merecer un proceso continuo de cambio de mentalidad, desterrando odios, maledicencia, envidia y otros sentimientos negativos.

Ahora, en cuanto al ejercicio soberano, que de hecho involucraría la creación de una flota naval boliviana, cuestión que a los chilenos no les agradaría en lo más mínimo, podría intentarse un pacto de no agresión entre las tres partes. Las tres naciones  o digo mejor sus gobernantes, deberán actuar con la máxima transparencia. Este es un punto muy difícil, mas el Siglo XXI obliga a privilegiar el tráfico comercial, las inversiones, disminución de las desigualdades antes que las armas y la violencia.

Termino insistiendo, no nos apeguemos a tratados, acuerdos, actas y/o convenios bilaterales por muy jurídicos que sean, tienen casi un siglo y la realidad actual  totalmente distinta de aquella, no incluyo, por obvias razones el diferendo que mantienen chilenos y peruanos en La Haya y que se resolverá, según los que saben, en abril del año 2013.
26 de diciembre de 2012-12-26
José Guillermo Anderson Anderson


viernes, 14 de diciembre de 2012

"El engaño del Colesterol"

El artículo que leerán me llegó por correo, he querido  compartirlo por su importancia en el cuidado de nuestra salud.

"
> EL GRAN ENGAÑO DEL COLESTEROL - POR: DR. DWIGHT LUNDELL * > Un cirujano reconocido mundialmente, el Dr. Dwight Lundell,  expone la verdadera causa de las enfermedades coronarias Nosotros, los médicos, con toda nuestra formación, los conocimientos y la autoridad que uno va adquiriendo, tendemos a aumentar nuestro ego y difícilmente admitimos que nos hemos equivocado. Y sin embargo, tengo que confesar que me he equivocado. Como cirujano del corazón, con 25 años de experiencia, con más de 5000 cirugías realizadas de corazón abierto, hoy ha llegado el momento de reparar el daño mediante los hechos médicos y científicos. He estado formando durante muchos años a otros médicos, de esos a los que luego se etiqueta como "formadores de opinión". Asediados por la literatura científica, asistiendo de forma continua a seminarios, los creadores de opinión han insistido en que las enfermedades coronarias son el resultado del simple hecho de tener unos niveles de colesterol muy elevados en sangre.
> La única terapia aceptada ha sido la de prescribir medicamentos para bajar el colesterol y una dieta muy restringida en grasas. Un menor consumo de grasas traería consigo una disminución en la cantidad de colesterol y se reducían las enfermedades coronarias. Cualquier desviación de estas recomendaciones se consideraba una herejía y daba lugar a la realización de malas prácticas médicas.
> ¡Pero no está funcionado!
> Estas recomendaciones no son ni científicamente ni moralmente defendibles. El descubrimiento hace unos años de que es la inflamación en la pared arterial la causa real de la enfermedad cardíaca, es lo que poco a poco está dando lugar a un cambio de paradigma en la forma en que son tratadas las enfermedades cardíacas y otras dolencias crónicas.
> Las recomendaciones dietéticas establecidas desde hace mucho tiempo han provocado epidemias de obesidad y de diabetes, consecuencias que empequeñecen cualquier otra plaga histórica en términos de mortalidad, sufrimiento humano y de graves consecuencias económicas.
> A pesar de que el 25% de la población toma costosos medicamentos a base de estatinas, y a pesar del hecho de que hemos reducido la cantidad de grasa presente en nuestra dieta, cada vez mueren más personas por enfermedades que afectan al corazón.
> Las estadísticas de la American Heart Association indican que 75 millones de estadounidenses sufren enfermedades cardíacas, que 20 millones padecen diabetes y 57 millones pre-diabetes. Estos trastornos afectan cada vez a personas más jóvenes, en mayor número cada año.
> En pocas palabras, sin la inflamación corporal no es posible que se acumule el colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos y se causen de este modo enfermedades cardíacas y apoplejías. Sin inflamación, el colesterol se mueve libremente por todo el cuerpo; es la inflamación lo que hace que el colesterol quede atrapado.
> La inflamación no es un proceso complejo, se trata simplemente de una reacción natural del cuerpo ante invasores extraños, tales como bacterias, toxinas o virus. El ciclo inflamatorio es una forma de proteger al cuerpo ante invasores bacterianos y virales. Sin embargo, si se expone de forma crónica a nuestro organismo a toxinas o alimentos que el cuerpo humano no está preparado para procesar, se produce entonces una inflamación crónica. La inflamación crónica es tan dañina como beneficiosa una inflamación aguda.¿Qué persona sensata se expondría de forma intencionada en repetidas ocasiones a alimentos u otras sustancias que sabe le causan daño corporal? Bueno, quizás los fumadores, pero al menos se trata de una decisión voluntaria.
> El resto nos limitamos a seguir la dieta recomendada, baja en grasas y alta en grasas poliinsaturadas y carbohidratos, sin saber que estamos causando repetidas agresiones a nuestros vasos sanguíneos. Esta agresión repetida produce una inflamación crónica que conduce a la enfermedad cardíaca, a los accidentes cerebro vasculares, a la diabetes y la obesidad.
> Permítanme que se lo repita: la lesión e inflamación de nuestros vasos sanguíneos está causada por una dieta baja en grasas, algo recomendado durante años por la medicina convencional.
> ¿Cuáles son los mayores culpables de la inflamación crónica? En pocas palabras, la sobrecarga de hidratos de carbono simples y alimentos muy procesados (azúcar, harina y todos los productos derivados) y un exceso de consumo de aceites vegetales con omega-6, tales como aceites de soja, maíz y girasol, que se encuentran presentes en muchos alimentos procesados.
> Visualice lo siguiente: un cepillo duro que repetidamente se frota sobre la piel hasta que ésta enrojece y sangra, esto durante varias veces al día, así diariamente durante 5 años. Si se tolerase este cepillado, se produciría sangrado, hinchazón de la zona afectada, que cada vez sería peor a medida que repite la agresión. Ésta es una buena forma de visualizar el proceso inflamatorio, y es lo que podría estar pasando en su cuerpo ahora mismo.
> Independiente de dónde se produzca el proceso inflamatorio, bien interna o externamente, es lo mismo. He observado el interior de miles y miles de arterias. Una arteria enferma se ve como si alguien hubiese cogido un cepillo y lo hubiese frotado varias veces contra las paredes. Varias veces al día, todos los días, los alimentos que comemos producen pequeñas lesiones, sobre las que se producen otras, de modo que es la causa de que nuestro cuerpo responda de forma continua con inflamación.
> A pesar de que resulta tentador saborear los dulces, nuestros cuerpos responden de forma alarmante, como si un invasor extraño nos declarase la guerra. Los alimentos están cargados de azúcar, carbohidratos simples, o procesados con omega-6, uno de los pilares de la dieta norteamericana durante varias décadas. Estos alimentos nos envenenan lentamente a todos.
> ¿Cómo un simple dulce produce una cascada de inflamaciones que hace que el cuerpo enferme?
> Imagínese que rocía el teclado con miel; esto es una representación visual de lo que ocurre dentro de la célula. Cuando consumimos hidratos de carbono simples, tales como el azúcar, los niveles de azúcar en la sangre se elevan rápidamente. Como respuesta, el páncreas segrega insulina, cuya misión principal es que el azúcar llegue a todas las células donde se almacena la energía. Pero si la célula está llena, si no necesita más glucosa, se rechaza el exceso para evitar una disfunción de los procesos que se llevan a cabo en su interior.
> Cuando las células rechazan el exceso de glucosa, se elevan los niveles de azúcar en sangre, aumentando la producción de insulina, y se almacena en forma de grasa. ¿Qué tiene que ver todo esto con la inflamación? La cantidad de azúcar en sangre se controla entre unos valores máximos y mínimos muy estrechos. Las moléculas de azúcar se unen a una amplia variedad de proteínas, que lesionan las paredes de los vasos sanguíneos. Esta lesión repetida de las paredes de los vasos sanguíneos desencadena la inflamación. Cuando sube el nivel de azúcar en sangre arias veces al día, todos los días, es como frotar con papel de lija el delicado interior de los vasos sanguíneos.
> Si bien no puede observarlo, puede estar seguro de que ocurre así. Lo he visto en más de 5000 pacientes sometidos a cirugía durante los 25 años que llevo ejerciendo. Todos ellos tenían un denominador común: la inflamación de las arterias.
> Volvamos al asunto de los dulces. Bajo su inocente aspecto, no sólo contienen azúcar, sino que también estás elaborados con ácidos grasos omega-6, tales como los provenientes de la soja. Las patatas fritas se fríen con aceite de soja, muchos alimentos procesados se fabrican con ácidos grasos omega-6, para que así tengan más larga duración. Mientras que las grasas omega-6 son esenciales al formar parte de la membrana celular, y así controlar lo que entra y sale de la célula, deben estar en un equilibrio adecuado con los omega-3.
> Si este equilibrio se rompe por el consumo excesivo de ácidos grasos omega-6, la membrana de la célula produce unas sustancias químicas denominadas citoquinas, que causan directamente inflamación.
> Hoy en día, la dieta suele producir un desequilibrio muy grande entre estos dos tipos de ácidos grasos. La relación de desequilibrio puede estar en torno de 15:1, o incluso de 30:1 en favor de los ácidos grasos omega-6. Esto produce una enorme cantidad de citoquinas que causan la inflamación. Lo ideal sería una proporción de 3:1 para que fuese saludable.
> Para empeorar aún más las cosas, el sobrepeso produce una sobrecarga de células grasas que vierten grandes cantidades de productos químicos pro-inflamatorios, lo que se suma a las lesiones causadas por los altos niveles de azúcar en sangre. El proceso que comenzó consumiendo productos dulces se convierte en un círculo vicioso que con el tiempo genera una enfermedad cardíaca, elevada presión arterial, diabetes, y por último, Alzheimer, si el proceso inflamatorio no disminuye.
> No se puede olvidar el hecho de que cuanto más se consumen alimentos procesados, más se dispara la inflamación, un poco cada día. El cuerpo humano no puede procesar, ni fue diseñado para consumir, los alimentos envasados con azúcar y preparados con ácidos grasos omega-6.
> No hay otra solución para disminuir la inflamación que consumir los alimentos lo más cercano posible a su estado natural.
> Para reconstruir un músculo, se deben consumir más proteínas. Para energía elija carbohidratos complejos, tales como los presentes en frutas, verduras y granos integrales. Reduzca o elimine el consumo de los ácidos grasos omega-6, tales como el aceite de maíz y soja, y los alimentos procesados que se han elaborado con estos aceites.Una cucharada de aceite de maíz contiene 7,280 mg de ácidos grasos omega-6; la soja 6,949 mg. En su lugar, utilice aceite de oliva o mantequilla, procedente de animales alimentados con pasto.
> Las grasas animales contienen menos del 20% de omega-6 y son mucho menos propensas a producir inflamación que los aceites poliinsaturados, de los que se dicen que son supuestamente saludables. No es cierto que las grasas saturadas produzcan enfermedades cardíacas. Tampoco aumentan en exceso los niveles de colesterol en la sangre. Ahora sabemos que el colesterol no es la causa de la enfermedad cardíaca, así que la preocupación por las grasas saturadas resulta absurda hoy en día.La teoría del colesterol llevó a recomendar alimentos sin grasa, con pocas calorías, lo que trajo consigo el consumo de otros alimentos que han causado esta epidemia de inflamaciones.
> La medicina convencional cometió un tremendo error cuando aconsejó a la gente que evitara las grasas saturadas en favor de los alimentos ricos en ácidos grasos omega-6. Ahora tenemos una epidemia de inflamación de las arterias, que conduce a enfermedad cardíaca y otras muertes silenciosas. Lo que usted puede hacer es consumir alimentos integrales, de los que su abuela sabía, y no esta moda de consumir tantos alimentos procesados. Eliminando los alimentos que producen inflamación y añadiendo los nutrientes esenciales presentes en los alimentos frescos no elaborados, se revertirían los daños en las arterias y en todo su cuerpo.
> * El Dr. Dwight Lundell es jefe del Servicio de Cirugía Coronaria en el hospital Banner Heart Hospital , Mesa , AZ. Recientemente dejó la cirugía para centrarse en el tratamiento nutricional de las enfermedades cardíacas. Es el fundador de Healthy Humans Foundation, que promueve la salud humana mediante un enfoque que ayude a las Corporaciones a promover la salud.
Es también autor de "The Cure for Heart Disease" and "The Great Cholesterol Lie." >  
>  

lunes, 26 de noviembre de 2012

El Consumismo

El artículo que pasaré a reproducir corresponde a la pluma y análisis del señor Eduardo Galeano. Lo recibí por correo y no puedo dejar de compartirlo.

"
Guillermo Anderson Anderson Guillermo Anderson Anderson Gracias, Dr. Dante Pérez Díaz.

"La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble. La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe pagar. La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y de la fuerza humana de trabajo. El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora; pero ni modo: para casi todos esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo.

El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de todos. Dime cuánto consumes y te diré cuánto vales. Esta civilización no deja dormir a las flores, ni a las gallinas, ni a la gente. En los invernaderos, las flores están sometidas a luz continua, para que crezcan más rápido. En la fábricas de huevos, las gallinas también tienen prohibida la noche. Y la gente está condenada al insomnio, por la ansiedad de comprar y la angustia de pagar. Este modo de vida no es muy bueno para la gente, pero es muy bueno para la industria farmacéutica. EEUU consume la mitad de los sedantes, ansiolíticos y demás drogas químicas que se venden legalmente en el mundo, y más de la mitad de las drogas prohibidas que se venden ilegalmente, lo que no es moco de pavo si se tiene en cuenta que EEUU apenas suma el cinco por ciento de la población mundial.

«Gente infeliz, la que vive comparándose», lamenta una mujer en el barrio del Buceo, en Montevideo. El dolor de ya no ser, que otrora cantara el tango, ha dejado paso a la vergüenza de no tener. Un hombre pobre es un pobre hombre. «Cuando no tenés nada, pensás que no valés nada», dice un muchacho en el barrio Villa Fiorito, de Buenos Aires. Y otro comprueba, en la ciudad dominicana de San Francisco de Macorís: «Mis hermanos trabajan para las marcas. Viven comprando etiquetas, y viven sudando la gota gorda para pagar las cuotas».

Invisible violencia del mercado: la diversidad es enemiga de la rentabilidad, y la uniformidad manda. La producción en serie, en escala gigantesca, impone en todas partes sus obligatorias pautas de consumo. Esta dictadura de la uniformización obligatoria es más devastadora que cualquier dictadura del partido único: impone, en el mundo entero, un modo de vida que reproduce a los seres humanos como fotocopias del consumidor ejemplar.

El consumidor ejemplar es el hombre quieto. Esta civilización, que confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena alimentación. Según la revista científica The Lancet, en la última década la «obesidad severa» ha crecido casi un 30 % entre la población joven de los países más desarrollados. Entre los niños norteamericanos, la obesidad aumentó en un 40% en los últimos dieciséis años, según la investigación reciente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado. El país que inventó las comidas y bebidas light, los diet food y los alimentos fat free, tiene la mayor cantidad de gordos del mundo. El consumidor ejemplar sólo se baja del automóvil para trabajar y para mirar televisión. Sentado ante la pantalla chica, pasa cuatro horas diarias devorando comida de plástico.

Triunfa la basura disfrazada de comida: esta industria está conquistando los paladares del mundo y está haciendo trizas las tradiciones de la cocina local. Las costumbres del buen comer, que vienen de lejos, tienen, en algunos países, miles de años de refinamiento y diversidad, y son un patrimonio colectivo que de alguna manera está en los fogones de todos y no sólo en la mesa de los ricos. Esas tradiciones, esas señas de identidad cultural, esas fiestas de la vida, están siendo apabulladas, de manera fulminante, por la imposición del saber químico y único: la globalización de la hamburguesa, la dictadura de la fast food. La plastificación de la comida en escala mundial, obra de McDonald's, Burger King y otras fábricas, viola exitosamente el derecho a la autodeterminación de la cocina: sagrado derecho, porque en la boca tiene el alma una de sus puertas.

El campeonato mundial de fútbol del 98 nos confirmó, entre otras cosas, que la tarjeta MasterCard tonifica los músculos, que la Coca-Cola brinda eterna juventud y que el menú de McDonald's no puede faltar en la barriga de un buen atleta. El inmenso ejército de McDonald's dispara hamburguesas a las bocas de los niños y de los adultos en el planeta entero. El doble arco de esa M sirvió de estandarte, durante la reciente conquista de los países del Este de Europa. Las colas ante el McDonald's de Moscú, inaugurado en 1990 con bombos y platillos, simbolizaron la victoria de Occidente con tanta elocuencia como el desmoronamiento del Muro de Berlín.

Un signo de los tiempos: esta empresa, que encarna las virtudes del mundo libre, niega a sus empleados la libertad de afiliarse a ningún sindicato. McDonald's viola, así, un derecho legalmente consagrado en los muchos países donde opera. En 1997, algunos trabajadores, miembros de eso que la empresa llama la Macfamilia, intentaron sindicalizarse en un restorán de Montreal en Canadá: el restorán cerró. Pero en el 98, otros empleados e McDonald's, en una pequeña ciudad cercana a Vancouver, lograron esa conquista, digna de la Guía Guinness.

L
os expertos saben convertir a las mercancías en mágicos conjuntos contra la soledad. Las cosas tienen atributos humanos: acarician, acompañan, comprenden, ayudan, el perfume te besa y el auto es el amigo que nunca falla. La cultura del consumo ha hecho de la soledad el más lucrativo de los mercados. Los agujeros del pecho se llenan atiborrándolos de cosas, o soñando con hacerlo. Y las cosas no solamente pueden abrazar: ellas también pueden ser símbolos de ascenso social, salvoconductos para atravesar las aduanas de la sociedad de clases, llaves que abren las puertas prohibidas. Cuanto más exclusivas, mejor: las cosas te eligen y te salvan del anonimato multitudinario. La publicidad no informa sobre el producto que vende, o rara vez lo hace. Eso es lo de menos. Su función primordial consiste en compensar frustraciones y alimentar fantasías: ¿En quién quiere usted convertirse comprando esta loción de afeitar?

El criminólogo Anthony Platt ha observado que los delitos de la calle no son solamente fruto de la pobreza extrema. También son fruto de la ética individualista. La obsesión social del éxito, dice Platt, incide decisivamente sobre la apropiación ilegal de las cosas. Yo siempre he escuchado decir que el dinero no produce la felicidad; pero cualquier televidente pobre tiene motivos de sobra para creer que el dinero produce algo tan parecido, que la diferencia es asunto de especialistas.

Según el historiador Eric Hobsbawm, el siglo XX puso fin a siete mil años de vida humana centrada en la agricultura desde que aparecieron los primeros cultivos, a fines del paleolítico. La población mundial se urbaniza, los campesinos se hacen ciudadanos. En América Latina tenemos campos sin nadie y enormes hormigueros urbanos: las mayores ciudades del mundo, y las más injustas. Expulsados por la agricultura moderna de exportación, y por la erosión de sus tierras, los campesinos invaden los suburbios. Ellos creen que Dios está en todas partes, pero por experiencia saben que atiene den las grandes urbes. Las ciudades prometen trabajo, prosperidad, un porvenir para los hijos. En los campos, los esperadores miran pasar la vida, y mueren bostezando; en las ciudades, la vida ocurre, y llama. Hacinados en tugurios, lo primero que descubren los recién llegados es que el trabajo falta y los brazos sobran, que nada es gratis y que los más caros artículos de lujo son el aire y el silencio.

Mientras nacía el siglo XIV, fray Giordano da Rivalto pronunció en Florencia un elogio de las ciudades. Dijo que las ciudades crecían «porque la gente tiene el gusto de juntarse». Juntarse, encontrarse. Ahora, ¿quién se encuentra con quién? ¿Se encuentra la esperanza con la realidad? El deseo, ¿se encuentra con el mundo? Y la gente, ¿se encuentra con la gente? Si las relaciones humanas han sido reducidas a relaciones entre cosas, ¿cuánta gente se encuentra con las cosas?

El mundo entero tiende a convertirse en una gran pantalla de televisión, donde las cosas se miran pero no se tocan. Las mercancías en oferta invaden y privatizan los espacios públicos. Las estaciones de autobuses y de trenes, que hasta hace poco eran espacios de encuentro entre personas, se están convirtiendo ahora en espacios de exhibición comercial.

El shopping center, o shopping mall, vidriera de todas las vidrieras, impone su presencia avasallante. Las multitudes acuden, en peregrinación, a este templo mayor de las misas del consumo. La mayoría de los devotos contempla, en éxtasis, las cosas que sus bolsillos no pueden pagar, mientras la minoría compradora se somete al bombardeo de la oferta incesante y extenuante. El gentío, que sube y baja por las escaleras mecánicas, viaja por el mundo: los maniquíes visten como en Milán o París y las máquinas suenan como en Chicago, y para ver y oír no es preciso pagar pasaje. Los turistas venidos de los pueblos del interior, o de las ciudades que aún no han merecido estas bendiciones de la felicidad moderna, posan para la foto, al pie de las marcas internacionales más famosas, como antes posaban al pie de la estatua del prócer en la plaza. Beatriz Solano ha observado que los habitantes de los barrios suburbanos acuden al center, al shopping center, como antes acudían al centro. El tradicional paseo del fin de semana al centro de la ciudad, tiende a ser sustituido por la excursión a estos centros urbanos. Lavados y planchados y peinados, vestidos con sus mejores galas, los visitantes vienen a una fiesta donde no son convidados, pero pueden ser mirones. Familias enteras emprenden el viaje en la cápsula espacial que recorre el universo del consumo, donde la estética del mercado ha diseñado un paisaje alucinante de modelos, marcas y etiquetas.

La cultura del consumo, cultura de lo efímero, condena todo al desuso mediático. Todo cambia al ritmo vertiginoso de la moda, puesta al servicio de la necesidad de vender. Las cosas envejecen en un parpadeo, para ser reemplazadas por otras cosas de vida fugaz. Hoy que lo único que permanece es la inseguridad, las mercancías, fabricadas para no durar, resultan tan volátiles como el capital que las financia y el trabajo que las genera. El dinero vuela a la velocidad de la luz: ayer estaba allá, hoy está aquí, mañana quién sabe, y todo trabajador es un desempleado en potencia. Paradójicamente, los shoppings centers, reinos de la fugacidad, ofrecen la más exitosa ilusión de seguridad. Ellos resisten fuera del tiempo, sin edad y sin raíz, sin noche y sin día y sin memoria, y existen fuera del espacio, más allá de las turbulencias de la peligrosa realidad del mundo.

Los dueños del mundo usan al mundo como si fuera descartable: una mercancía de vida efímera, que se agota como se agotan, a poco de nacer, las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y los ídolos que la publicidad lanza, sin tregua, al mercado. Pero, ¿a qué otro mundo vamos a mudarnos? ¿Estamos todos obligados a creernos el cuento de que Dios ha vendido el planeta unas cuantas empresas, porque estando de mal humor decidió privatizar el universo? La sociedad de consumo es una trampa cazabobos. Los que tienen la manija simulan ignorarlo, pero cualquiera que tenga ojos en la cara puede ver que la gran mayoría de la gente consume poco, poquito y nada necesariamente, para garantizar la existencia de la poca naturaleza que nos queda. La injusticia social no es un error a corregir, ni un defecto a superar: es una necesidad esencial. No hay naturaleza capaz de alimentar a un shopping center del tamaño del planeta.

Eduardo GALEANO
Montevideo, Uruguay
No se ha podido publicar el comentario
No se ha podido publicar el comentario

miércoles, 21 de noviembre de 2012

El transporte urbano en Lima - Perú

He sostenido y sostengo que los limeños son prisioneros del tiempo y del consumismo, en ese contexto, el transporte para los ciudadanos de a pie e imagino, en menor medida a los que conducen un vehículo motorizado, son víctimas de la escandalosa pérdida de tiempo.

Ahora bien, en una ciudad ordenada -Lima es la antípoda del orden-, de la misma manera, el tiempo que se pierde para desplazarse de un lugar a otro puede resultar significativo.

Vivo en Lima desde hace 4 meses y debo viajar diariamente desde Cieneguilla a mi Estudio en el mismísimo centro de la Capital peruana; no es posible ir desde Cieneguilla al Centro en un sólo viaje ya sea en combi o en una custer, necesariamente debo tomar dos movilidades; Puedo dirigirme desde el lugar de origen a la Av. Petit Thoaurs con la custer que parte desde Cieneguilla y luego (en Petit Thouars) tomar una combi que me deja a una cuadra de mi destino; puedo también, con la custer llegar a la intersección de Javier Prado con la Av. La Molina y tomar la combi que tomo en Petit Thouars para llegar a mi Estudio.

De lunes a viernes tomo la custer a las 5.45 am para llegar a mi oficina pocos minutos antes de las siete de la mañana; ¿tengo alguna actividad a tan tempranas horas para estar en mi lugar de trabajo?, ó ¿un jefe al que debo rendir cuentas?, NO, ¿porqué entonces?, !para ganar tiempo!, si por ventura tomase la custer pasadas las seis de la mañana, el viaje de 55 minutos se convierte en una hora 30 minutos o una hora 45 minutos. Al fin del día, para regresar NO tengo escapatoria, el viaje demora entre 2 y 3 horas incluida la espera de los vehículos correctos.

En Lima nadie respeta la ley, ni el orden, ni al semejante ni siquiera se respetan asi mismos, es una cuestión de educación y actitud, no se trata ya, de respeto a la autoridad que hace mucho renunció a dar la pelea, ¿han visto el "corredor Tacna Wilson", ¿porqué piensan ustedes que además de los paraderos debidamente señalados existe un contingente !en tdodo el "corredor"! de personal municipal, !para que los paraderos se respeten, tanto por los choferes cuanto para educar a los conchudos limeños!.

Pero lo hasta aquí escrito, es una parte del calvario que se debe sufrir en esta  cada vez máas caótica ciudad, veamos:

En la venida al Centro, antes de llegar al paradero de la vía de evitamiento, como en el paradero al que le llaman San Juan, más o menos unos 50 metros, en ambos casos,  los usuarios del servicio de transporte se paran en la misma avenida, han roto una de las mallas protectoras (no quieren caminar por el puente) y cuando se vuelven a cerrar, entonces saltan encima de ella hasta que la vuelvan a romper y !todos los vehículos, custer o no se detienen a recoger pasajeros!, claro la presencia de la policía casi es nula, ni hablar del personal de la municipalidad.

Debo indicar que en esta fase casi todos  los cobradores anuncian -voz en cuello- su destino más lejano, otra cosa es al regreso, la línea IO-27 cuyo recorrido es "Ate-Callao", sólo anuncia que va por arenales, cuando termina arenales, dicen que van al jockey plaza y cuando están ahí recien precisan que su destino más lejano es Ate.

Esta<misma línea IO-27 o digo mejor unos cuantos cobradores, cobran por el recorrido que hago S/. 1.80 o S/. 2.00, cuando el resto cobra S/. 1.50 que entiendo debe ser el costo correcto.

Me quejé ayer 20 de noviembre, siendo casi las 20 horas, cuando esperaba la combi, a un personal de la Muncipalidad de Lima (la ubicación Tacna con Colmena) que estaba media hora esperando y ningún IO-27 quería llevarme a la avenida La Molina, !todos iban a Arenales!, el sujeto me preguntó por el número de servicio, (parece que no había escuchado lo que le dije) lo verificó en un papel del que disponía, movió la cabeza y termino el asunto.

Ahora, como ven, todas son quejas y pruebas de lo conchudos que son los limeños, mas, ¿tengo alguna propuesta de solución?, pienso en la siguiente, para que desperdiciar el personal que controla que los paraderos se respeten, si usted amigo vista La Molina o Surco,a hí no existe personal ni paraderos, los vehículos paran cada 10 metros, según sea el pasaje (son pequeñas vías que conectan el domicilio con alguna avenida) de donde salen los usuarios, propongo lo siguiente: que ese personal de los "corredores" se constituyen pasajeros regulares de las diferentes líneas viajando de incógnitos, de manera que previa organización logística, mediante celular -por ejemplo- comuniquen a una unidad de control que intercepte al vehículo y personal infractor, les ponga una multa de inmediato y extienda un talón para que TODOS los pasajeros que se encuentren en el vehículo reciban un talonario de SIETE PASES LIBRES para ser usados en cualquier unidad de transporte público POR UNA SEMANA, excluyendo, obviamente el servicio municipal.

Que no sea un personaje de 1.40 mt. de estatura quien ponga en jaque a toda una ciudad, y en ello SI debe hacerse respetar el principio de autoridad.

Faltan 4 meses para la revocatoria, si en ese tiempo no veo acciones que mejoren el servicio MI VOTO  será porque revoquen a la Alcaldesa, puede no importar un ajo mi decisión, pero no olviden que son muchos miles los que sufren lo que les acabo de escribir.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Poesía

Estimados amigos, obligaciones ineludibles no me han permitido informarles de las novedades legales, como por ejemplo el nuevo radio urbano para los procesos tributarios en la vía administrativa establecidos por la SUNAT el primero de este mes.

Hoy deseo presentar para la crítica que les merezca, tres poemas, bueno, no sé si lo serán, previamente permítanme compartir una brevísima introducción:

"He querido coger entre mis manos las letras justas para explicar la condición humana, más ..ay....se vuelven garfios, las letras huyen, su linaje las reclama".

El Odio

El silencio esconde
arcanos gritos de 
manos broncíneas
curtidas y deformes.

El silencio es un badajo
sin campana, devastando
la templanza.
Despierta tormentoso
clamando venganza.

El silencio lacera el alma,
al imponente océano, horada
las piedras perpetuas
testigos del tiempo.

El silencio es finito,
hermano mayor del odio
que se fragua en el dolor.

17 de noviembre de 2012
Guillermo Anderson Anderson

El sueño

Ah...el sueño, inseparable
compañero de las horas idas y
moderno oráculo personal  de
las por venir. 
Un túnel sin comienzo ni final,
mágico creador de personas bellas,
de espantosas y dolientes figuras
vagando entre la niebla, la bruma
y la luz de la vida sin sentidos.

Infatigable constructor de esperanzas
jamás alcanzadas, mendaz
arquitecto de fantasías, devanándole 
los sesos al caballero de la triste figura.
Guillermo Anderson Anderson
15-11-2012

El Amor

Quiero robarle su mirada coqueta,
también la enigmática,
Su risa franca
también la gitana.
Quiero dibujar sus labios con los míos
endulzando su lengua con
las caricias pudorosas de la mía.
Quiero besar sus senos
una y otra y otra vez,
hasta leer !te deseo!
Quiero sentirme entre el delicado
aroma de sus brazos
y que nuestras piernas entrelazadas
recorran el salvaje torbellino
de la pasión, tratando de entender
la indescifrable constancia de un amor
a la distancia.
Quiero tatuarme en el pecho, aunque
mil cuchillos me laceren el alma:
!No eres mía, quiero que lo seas!
Guillermo Anderson Anderson
13 de noviembre de 2012
Los derechos son del ser humano
 

viernes, 16 de noviembre de 2012

DENUNCIA PÚBLICA

Atendiendo a la sol.icitud de mi amigo y colega, Dr. Dante Pérez Díaz, pongo en vuestro conocimiento los hechos que son materia de la denuncia solicitada, de manera que al  dar lectura de la misma, concluirán lo fácil que es involucrar a terceras personas en actos delictivos,  evitando  ser sorprendidos por sujetos sin escrúpulos  que nos pueden complicar la vida en este hermoso país  llamado Perú.


lunes, 29 de octubre de 2012

Creación de Juzgados en lo Contencioso Administrativo


El día  27 de octubre de 2012 el Concejo Ejecutivo del Poder Judicial publica la siguiente Resolución Administrativa: Nº 206-2012-CE.PJ, mediante la cuál se crean seis Juzgados Contenciosos Administrativos con sub especialidad en materia tributaria, aduanera e INDECOPI y la creación de dos Salas Superiores para resolver los juicios de esas sub especialidades, sin perjuicio de estas dos Salas se crea un Sala Superior Constitucional que resolverá los procesos de amparo que se interpongan sobre asuntos tributarios y aduaneros donde sea parte el Tribunal Fiscal y la SUNAT, así como el INDECOPI.

La única cuestión y que por el momento NO modifica absolutamente nada es que se debe esperar los recursos del MEF para facilitar la creación de estos despachos, mientras, salvo el inventario correspondiente que deberán efectuar los juzgados que en la Resolución se mencionan, CONTINUARÁN   conociendo y resolviendo como hasta este momento.

Una última nota, el Tribunal Constitucional declaró INFUNDADA la Demanda de Inconstitucionalidad contra la Cuarta Disposición Final y Transitoria de la Ley  Nº 29022 interpuesta por la Municipalidad Provincial de Nazca, el texto completo aparece el día de hoy 29 de octubre de 2012 en el enlace que encabeza este comentario.

La demanda tiene que ver con los "beneficios" que la mencionada cuarta disposición establece a favor de Telefónica, según  la corporación accionante. El fallo, en su segundo párrafo dispone: "Declarar que cualquier afectación en concreto del derecho al medio ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de la vida u otros derechos del ciudadanos, como consecuencia de la actividad de la empresas de telecomunicaciones, justifica que los ciudadanos tengan habilitada la vía de procesos constitucionales como el amparo para la defensa de los mismos.

Los considerandos son varios y extensos, señalaré sin embargo que la Municipalidad demandante reclamaba  el que la empresa mencionada (telefónica) instale su infraestructura sin pedir licencia de ninguna clase, a lo que el Tribunal replica diciendo que ello NO es cierto, es más las empresas de telecomunicaciones deben regularizar su infraestructura instalada antes de la vigencia de la Ley 29022 (sin pedir permiso, salvo el ó los contrato (s)  con los propietarios de los inmuebles donde se colocarían las mencionadas infraestructuras). 

sábado, 6 de octubre de 2012

Indulto sí, indulto no

En este mismo blog y bajo el título "Indulto por la Paz", (pueden leerlo escribiendo, en buscar, el título indicado) comenté el asunto que se encuentra actualmente en debate, imputándole al Presidente OHT, equivocadamente en mi concepto, la responsabilidad del mismo. Permítanme amigos agregar algunas ideas que trabajaré en función del estribillo "ni olvido ni perdón".

Cuando expresamos una idea en nuestro idioma tenemos que tener cuidado, pues la interpretación de las mismas es pan de todos los días en el Poder Judicial y sus operadores,.!todos abogados y abogadas! y ya sabemos de lo que son capaces, lo negro para cualquier mortal puede ser blanco según sea la destreza del hombre de leyes,  pues bien, la diversidad de opiniones en las que confluyen variadas opciones, podemos resumirlas en una sola palabra "política", todos quieren un poco de aguita para su molino, si señor.

Que sostiene la sentencia al Ex presidente Fujimori, que cometió HOMICIDIO CALIFICADO y en el párrafo siguiente precisa que:

"Los mencionados delitos de homicidio calificado y lesiones graves constituyen crímenes contra la Humanidad según el Derecho Internacional Penal"

Sin que en todo el texto de la sentencia se analice, desde la óptica internacional que se entiende por "crímenes de lesa humanidad" y cual el articulado que lo contiene; Entiendo que se usó SEGÚN, sin profundizar, para evidenciar incontestabe posición neutral
.
Por otro lado indico amable lector que, a fojas 696 de la Parte III – Capítulo IV se analiza  las compensaciones y reparaciones a las víctimas e incluso, tomando distancia de recomendaciones expresas de la CIDH, Además,   en los juicios "Barrios Altos y "La Cantuta"  la CIDH necesariamente debió precisar los artículos aplicables a Fujimori y LA SUPREMA reiterarlos en la sentencia. En los juicios NO existe el empate, ¿que significa para los magistrados el término "según"?

"Ni ovido ni perdón" cuando este estribillo emplea el verbo "ovidar" en su conjugación correspondiente, debe entenderse alusivo tanto a lo positivo como negativo del condenado y en cuanto al perdón, sólo se explica cuando el castigo está por imponerse, la situación jurídica del señor  Fujimori no encaja en ninguna de las posibilidades anteriores si nos remitimos a defensores y detractores de indulto.

Opinar sobre el fondo no resulta esencial, la lectura de mi blog les dará la respuesta, si les adelanto que estoy de acuerdo con el indulto si y sólo sí la enfermedad es degenrativa.  En alguna ocasión y desviándome un tanto del tema y para terminar, el Dr. Carlos Enrique Melgar nos dijo, "encierren a un hombre en un palacio, con las comodidades que prefiera, las bebidas espirituosas mejores y comprobarán que la libertad ambulatoria es inapreciable (de esto hace por lo menos 30 años, me quedó el recuerdo del daño que le hace a un humano estar privado de su libertad).

jueves, 27 de septiembre de 2012

Una nota interesante "indicadores y evidencias"


La Presente nota fue publicada y compartida por el señor Guillermo Giacosa en su cuenta de facebook, tuve la suerte de leerla y pretendí opinar, el sistema informa de errores, incluso no pude copiarla, así que he recurrido al maravilloso mundo de la información virtual y la rescaté y me permito opinar sobre la misma, la fuente es "La voz --rompiendo cadenas"

Indicadores y evidencias

[27/09/2012 | 07:59 ] - El autor se interna en la polémica sobre los indicadores sociales y toma dos estudios ajenos al Gobierno, de la UCA y Cippec, para verificar si se han consolidado los avances después de 2007.



Por Alejandro Rofman *

El proceso de recomposición del tejido social en la Argentina contemporánea sigue teniendo versiones e interpretaciones variadas. El descenso de todos los índices de insatisfacción social en el período 2003-2007 no ha sido cuestionado por ningún observador objetivo y sus evidencias forman parte de los análisis tanto de los que apoyan el modelo vigente como de quienes lo discuten. Pero el estudio de lo acaecido desde el año 2007 ha instalado una polémica que permanece abierta, impidiendo (hasta hace muy poco) alcanzar un juicio certero, aceptado por todos, acerca de la evolución de la situación social en este último tramo.

Esa polémica se fundamenta en el cuestionamiento a los valores de los principales indicadores sociales, cuya certeza se supone afectada en su cálculo. En particular, la severa crítica a los datos del Indec sobre la variación de los precios al consumidor pone en tela de juicio la versión oficial de que la mejoría de la situación social persiste y se ha ido consolidando.

Dos recientes estudios colaboran decididamente en saldar esa polémica.

El primero de ellos fue publicado por la Universidad Católica Argentina, en julio de este año. Resume una investigación de su Observatorio de la Deuda Social Argentina y se denomina “Asimetrías en el desarrollo humano y social (2007-2010/11)”. El documento, prologado por el presbítero doctor Víctor Manuel Fernández, rector de la universidad citada, menciona entre otros agradecimientos, a “la gerencia de responsabilidad social del Banco Galicia y a la Fundación Diario La Nación”, por “la confianza y el permanente apoyo brindado al desarrollo de las investigaciones que hicieron posible la elaboración del presente documento”, así como la valiosa colaboración del área de responsabilidad social de la empresa Cablevisión.

El otro documento es fruto de un estudio realizado por el Cippec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento). Su actividad, según los logos que se insertan en la carátula y en la página final del informe “100 políticas para potenciar el desarrollo”, exhibe como auspiciantes a empresas de capital nacional o extranjero, como Mapfre, Nobleza Piccardo, Vale y Telefónica, entre otras.

Queda totalmente claro, entonces, que ambos informes están redactados y sostenidos económicamente por sectores sociales totalmente desconectados del aparato oficial y de sus seguidores.

Las informaciones que se pueden extraer de ambos documentos son de muy alto valor testimonial sobre la más reciente evolución de los principales procesos sociales en la Argentina. El documento de la UCA afirma que “durante el segundo año del Bicentenario (se refiere al año 2011, nota mía) tuvo lugar una rápida recuperación del terreno perdido en materia económica después de los embates de la crisis internacional de 2009 y 2010 (...). Según la mayor parte de los especialistas, el año 2007 fue el mejor momento del modelo político-económico postdevaluación a lo largo de la primera década del siglo XXI. Esto hace que dicho año se constituya en un parámetro ideal a partir del cual evaluar los eventuales logros o retrocesos durante los años 2010-2011”.

El documento reconoce que el tramo 2003/2007 fue apreciado por quienes analizan la evolución económica y social de la Argentina como el de más alto desempeño de toda la década. La pregunta, entonces, es si entre 2007 y 2011, la declinación económica acaecida en los dos años de crisis mundial y su impacto en la Argentina logró ser superado o continuó prevaleciendo. Veamos los datos que el instituto de la UCA consigna en su informe para dar respuesta a este interrogante.

“Son bien conocidos los avances que tuvieron lugar en la última década en la ampliación de los derechos sociales, el importante crecimiento que experimentó la economía, la extensión de la asistencia pública y el mayor esfuerzo laboral emprendido en función de aprovechar las nuevas oportunidades de movilidad social” (página 17). El texto no merece demasiado comentario dado que es concluyente en afirmar que, desmintiendo opiniones en contrario, se experimentó un apreciado avance económico y social singular en toda la década inicial de este siglo al amparo del modelo político-económico vigente.

Por supuesto, no se detiene en ese juicio laudatorio, pues agrega que los problemas de marginalidad, pobreza, indigencia, entre otros, siguen “siendo debilidades de una sociedad que crece, consume y progresa (...). A pesar de las mejoras alcanzadas durante casi una década de continuado y extraordinario crecimiento socioeconómico, queda mucho por hacer en materia de desarrollo humano, integración social, justicia social (...) para el alcance de una ciudadanía plena en derechos para todos”. Estas conclusiones son similares a las que se escuchan de importantes dirigentes políticos y sociales que acompañan al gobierno actual, incluyendo repetidas observaciones incluidas en recientes discursos de la señora presidenta de la Nación.

Veamos, entonces, los datos estadísticos básicos para definir la trayectoria del proceso económico y particularmente social entre el mejor año de la década, 2007, y el 2011. Nos centraremos en dos datos estratégicos. El primero se refiere al ingreso per cápita familiar, es decir, el que corresponde a cada integrante de un hogar cualquiera sea el tamaño del mismo en cantidad de personas que lo integran. Esta información, que surge de los registros del Observatorio Social de la UCA, se la estima de dos maneras: con el índice oficial de precios del Indec o con el promedio ponderado de crecimiento de los índices de las siete provincias que llevaban, entre los años 2007 al 2011, registros mensuales de variación de los precios al consumidor.

La media de los ingresos anuales de los hogares a precios constantes, deflacionados según el índice de precios combinados de siete provincias, ascendió a 4768 pesos. Si se coteja este dato con los de los años 2007 y 2010, calculados también en base a la metodología de la UCA, resulta que la variación de los ingresos familiares entre 2007 y 2010 resulta positiva en un 1,2 por ciento, y entre 2007 y 2011 en un 11,9 por ciento. Es decir, que, pese a los efectos negativos de la crisis mundial en 2008 y 2009, prosiguió la expansión de este indicador fundamental del bienestar familiar.

Los datos de Pobreza e Indigencia acompañan el sesgo favorable de la evolución del ingreso familiar arriba comentado. El estudio del Observatorio utiliza canastas básicas totales y canastas de alimentos imprescindibles basadas en los índices de precios de las siete provincias, descartando totalmente los del Indec, pues impugna estos últimos por “manipulación política”. Estos valores de canastas básicas son sustancialmente mayores a los que se calculan por el Indec. Pese a este cambio de medición, el Observatorio Social de la UCA reconoce que la pobreza calculada por ingresos retrocedió desde el 26,9 por ciento en el año 2007 al 26,6 en 2010, y al 21,9 en el año 2011. Debemos recordar que el índice de regresión social en el año 2003 superó el 53 por ciento, por lo que la reducción total entre el inicio del período constitucional bajo la presidencia del doctor Kirchner y el cierre del último año (nueve años de extensión) supuso una disminución de la pobreza en un 60 por ciento, lo que da cuenta de un significativo avance de la equidad social.

En cuanto a la indigencia (que indica la situación específica de un habitante que, con sus ingresos, no está en condiciones de adquirir una canasta básica de alimentos) los datos del Observatorio de la UCA revelan que la tasa respectiva estaba en el 8,1 por ciento de la población en el año 2007 (3 millones de habitantes), subió en el año 2010 al 9,2 y se redujo en el año 2011 al 5,4 por ciento de toda la población (dos millones 100 mil habitantes). Ello indica que la disminución de la indigencia fue entre 2003, cuando afectaba al 27 por ciento de la población del país, y el año 2011, de 22 puntos porcentuales, lo que implica que cayó en nada menos que un 80 por ciento (UCA, página 58).

El documento de la UCA aporta un párrafo muy ilustrativo: “En términos dinámicos, cabe destacar que la caída de la indigencia y de la pobreza exhibida durante el último año (2010-2011) fue particularmente intensa en el estrato social socioeconómico más bajo (25 por ciento inferior) y, asimismo, en villas y asentamientos precarios y en los barrios de sectores populares dentro de la traza urbana formal”.

La información sobre la dinámica social que aporta el estudio del Cippec se refiere a la pobreza por región del país entre los años 2001 y 2010. Esta información ofrece datos sobre pobreza más reducidos, en el año final, que los que consigna el informe de la UCA-Observatorio Social. Así, para el Nordeste, la región con peor situación social, el mapa de la pobreza indica un descenso significativo: era del 57,2 en 2001 y cayó al 18,5 en 2010. En el Noroeste, el descenso fue del 48,3 por ciento de sus habitantes en el año 2001 a 11,8 en 2010. Para la región Cuyo, del 39,6 por ciento de pobres en el 2001 se pasó en el año 2010 a sólo el 9,8. En la región pampeana, los datos consignan un 37,1 de pobreza en 2001 y un 9,6 en 2010. En la poblada área del Gran Buenos Aires, los índices de pobreza caen del 37,1 al 9,6. Y en la región patagónica, donde la situación social es la mejor de todo el país, los índices de pobreza total son del 23,2 en el año 2001 y se repliegan al 5,8 en 2010 (Cippec, cap. 3, página 58).

Como conclusión de este recorrido relevante de datos, entre el cierre de la convertibilidad y los tiempos que corren, sólo cabe agregar que los mismos son impactantes en cuanto al progresivo y firme horizonte de progreso social y justicia distributiva que ha tenido lugar en esta nueva etapa. La fuente de las estadísticas que corroboran esta información es de procedencia insospechada y no se la puede acusar de ser cercana o afín a las ideas de quienes han conducido el país en los últimos nueve años. Es posible afirmar, entonces, que el debate en torno de la bondad del proyecto de desarrollo vigente desde el año 2003 ha sido definitivamente cerrado con los datos transcriptos, que puntualizan los evidentes beneficios que para los sectores sociales que menos recursos e ingresos tienen ha venido deparando la política económica del desarrollo con inclusión y equidad social aplicada en la reciente década.

* Investigador principal del Conicet.


MI OPINIÓN

Debo expresarles amigos que  mi pensamiento está sujeto a todas las críticas posibles, especialmente porque, tratándose del poder, siempre pienso que algo se está cocinando.

Guillermo Anderson Anderson Interesante. Como quiera que resultaría un atrevimiento opinar sobre lo que sucede en Argentina pues mis conocimientos, muy pocos, no pasan de leer de cuando en cuando el Diario "El Clarín" y con menor frecuencia "Página 12", hablaré del Perú e imaginando que es gobernado por un grupo progresista que, lentamente pero sin pausa, está reduciendo la atroz desigualdad heredada;, lo que debemos entender como cierto siguiendo la petición del señor Giacosa de pensar por nuestra cuenta, que se evidencia en mejoras en la educación, la salud, transporte, calidad de vida en general. Corolario de esos pequeños e individualizados avances termiknan más temprano que tarde en un importante desarrollo de las masas secularmente desprotegidas, es decir mejor educadas y demás beneficios, por lo tanto un potencial interlocutor para los intereses que los mantuvieron postrados; ojo, hago un alto, el nivel educativo de los argentinos (de las masas) en mi opinión es superior al nuestro, en consecuencia habrán de pensar los ricos en frenar tantos logros, naturalmente, no pueden decir que !hasta aquí no más!, si fuera rico y poderoso, lo que haría es evitar que sigan mejorando ¿Cómo?, pues sosteniendo que el País se encuentra en su mejor momento y debería seguir así, mientras por lo bajo busco pactar con el Gobierno a ver de que manera me devuelven el favor para que no vea amenazada mi haciendo y todo lo que ella contiene, no sé, puede ser un disparate lo que estoy escribiendo, pero dudo mucho que los ricos se queden sin hacer nada cuando es probable que la enorme tajada de la torta corre peligro de reducirse.
No se ha podido publicar el comentario Inténtalo de nuevo

Devolución aportes del FONAVI

Como abogado, estoy espantado de como se viene manejando la devolución de los aportes del título de esta entrada. El Gobierno de manera muy pero muy tibia ha puesto en conocimiento de la ciudadanía que el único ente para calificar las solicitudes de devolución es una comisión constituida para el efecto y que la conforman, entre otros, un miembro de la Asociación de Fonavistas, luego aparecieron una serie de dimes y diretes en las que los que manejan la mencionada Asociación cuestionaban y reclamaban  para que sus padrones fueran respetados, asunto que no tengo idea de como terminó, pues NO he leído norma alguna que consagre tal petición, particularmente pienso que aceptarla significaría que existirían dos entes con igualdad de derechos, uno oficial y el otro un pirata interesado en enriquecerse  a costillas de los viejos que a su edad todavía creen que los chanchos vuelan, esta improbable serpiente de dos cabezas -si existiera- va a terminar por mandar al rincón del olvido la todavía no clara devolución a cargo del Estado, imagínense ustedes que del padrón presentado por el grupo pirata CON DERECHO A DEVOLUCIÓN (ojo estamos hablando de plata y el humano hasta que no cierra los ojos para siempre, seguirá alimentando la esperanza de que la suerte le sea favorable) según sus propias "investigaciones", una aberración en términos jurídicos, destinada EXCLUSIVAMENTE a alimentar sueños imposibles NO es aceptada por el grupo oficial, los pobres viejos que saben de sobra las mecidas a las que fueron sometidos durante su existencia  por los diferentes gobiernos que vieron pasar, creen en el pirata -total, gracias a ellos se ganó el juicio y se convocó a referendum, olvidan los pobres que fueron sangreados durante varios años antes del RELATIVO   éxito que han obtenido y que SOLO SE CONFIRMARÁ cuando, este escribidor, por ejemplo, tenga la plata de sus aportes en las manos.

¿Tendrá algún pacto el grupo pirata con el poder de turno?, no lo sé pero ciertamente es una muy buena pregunta, les explicaré porqué:

He estado hace muy poco en el local de la Asociación de Fonavistas que se ubica en lo que fue la Cooperativa Santa Elisa, que, dicho sea de paso, esta en el más absoluto abandono, quise ver de cerca su funcionamiento:

Primero.- Existe un cartelito que dice "para la inscripción a la Asociación se requiere realizar un aporte VOLUNTARIO de S/. 26.00 (Veintiseis Nuevos Soles)", como era VOLUNTARIO, me acerqué a inscribirme y pregunté si debía pagar la suma exigida, me dijeron que sí (una señorita que se ubica en el lado izquierdo que linda con la pared) pero es VOLUNTARIO, no señor es OBLIGATORIO  hay gastos que hacer. Algo más que revela la idiotización del humano cuando de plata se habla, junto al cartelito de los veintiséis Nuevos Soles existe otro un poco más grande y en letras rojas, ULTIMA FECHA PARA LA INSCRIPCIÓN 06 de JUNIO, me gustaría saber ¿porque siguen cobrando y porqué el Gobierno NO pone freno a una estafa que se da EN PLENO CENTRO DE LIMA .

Han creado una "Academia de Formación de Líderes Democráticos" , bueno, ya lo saben, no nos dejemos sorprender en el 2016, lastimosamente los viejitos no tendrán la menor oportunidad de leer esta opinión y muchos (tal vez yo) habrán muerto para ese año.


martes, 25 de septiembre de 2012

¿Creer en Dios?

Solía escuchar de niño y aun de joven a mis ancestros decir: "extraños son los caminos del señor". Un no creyente, mi posición antes de pasar tres meses y una semana en la Capital, era de un agnóstico y pedía !pruebas de la existencia de Dios!, pues bien, fui complacido, ¿se me presentó Dios cómo a Moisés?, !NO!,  recibí señales de que alguien deseaba conversar conmigo; veamos, he discutido con predicadores de todos los linajes y a todos en su momento rebatí o pensaba haberlo hecho.  ¿Que sucedió para que un humano contestatario de lo que no vemos y que reconocemos como FE, de pronto piense diferente: 

Primera señal: Me encontraba frente al Módulo de Justicia de El Agustino (distrito limeño) esperando el ómnibus que me llevaría al Centro de la Capital, de pronto un joven ciego apareció y yo era la única persona que podía ayudarlo, me acerqué y le pregunté si deseaba cruzar la calle, ¿conoce la Universidad Villareal me respondió?, por aquí no, dije, pasemos al frente de pronto el huachimán del módulo nos informa, en efecto, existía a pocas calles una dependencia de dicha Universidad pero había que tomar un motocarro; mejor regresemos al frente amigo, manifesté. En esos breves instantes, el joven me preguntó si era de por ahí, le dije que no, había llegado recientemente de la Selva. Perdí la vista en un accidente  cuando estaba estudiando (no recuerdo la profesión) pucha cuanto lo lamento, pienso que dije, ya no lo recuerdo y hablamos contados segundos sobre Dios,  bueno contesté, yo no creo en Dios, pero si me lo dices tú no sé que responder. En ese instante, el joven sacó un papelito y me lo entregó añadiendo, por algo lo puso Dios en mi camino; paramos el motocarro y el joven ciego se marchó, ¿que decía el papelito? "Cinco razones para creer en Dios".

Segunda señal, fue en un evento al que fui llevado de los cabellos por mi hijita y mi esposa. Era un encuentro religioso en el Colegio San Agustín. Hubo un descanso para almorzar (con nuestra plata, los curas no invitan nada), poco antes de volver al Auditorio, tres señoras  escuchaba con atención los que decía mi yerno, me acerqué y les dije que no creía en Dios, una de las damas, todas pasaban las 5 décadas, me ilutró sobre lo que debíamos hacer para combatir el mal, fue tal su explicación que con gran esfuerzo evité derramar unas lágrimas.

Tercera señal, hoy 25 de setiembre de 2012, en el Despacho del Dr. Marcos Lanatta Lanatta, Director del Hospital I de La Molina (finalmente resolvimos el problema de mi esposa),  esta persona a quien no conocía y la reputaba culpable -por lo menos en parte del tema de mi gordita- nos dedicó dos horas de su valioso  tiempo para explicarnos como se podrá curar sin el auxilio de los medicamentos que durante 40 años ha estado tomando  y que sólo controlan la enfermedad y empezó a hablarnos del contenido de la Biblia (tenía una en su escritorio llena de subrayados), NO pude cuestionar nada de lo que decía (no era porque estaba cumpliendo su trabajo en el caso de mi esposa, que quede eso bien clarito) !yo! el gran cuestionador,  al punto que tomé de la mano a mi esposa y derramando algunas lágrimas que también derramó ella, le pedí que nos perdonáramos que sólo con amor y el deseo de ser mejores tendríamos la paz que nos ha sido esquiva por 40 años.

Por ello amigos quiero elevar una oración al creador, no por mi ni por mi esposa, sino para que  a los líderes del mundo a los que detentan el poder los ilumine y comprendan que con dinero NO se compra felicidad, con dinero y poder lo único que se ha logrado hasta el momento es que mueran  once millones de niños al año DE HAMBRE, le pido a nuestro creador y salvador que NO MUERA un niño más y que todos nos unamos en el amor a Cristo para que nuestro Planeta tenga una nueva oportunidad. Amen.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Este es el Seguro Social - con o sin Alvaro Vidal !y lo seguirá siendo!

Buenos días amigos, todos los que han seguido las tribulaciones de mi Esposa con el Seguro Social y el abandono en que la dejaron cuando vivíamos en Yurimaguas que, en su momento denuncié sin éxito, debido a la corrupción que se vive en la ciudad y la actuación de un Fiscal inepto, un individuo de apellido Estela.

Pues bien, la huelga de los médicos del Seguro Social impidió que mi esposa se atendiera y lentamente se le fueron agotando las medicinas, razón más que suficiente para que me preocupe y la angustia le gane a los buenos modales.

Como en la actualidad vivimos en Cieneguilla ERA PRIORITARIO que la acreditarla en el Hospital I "C. Alcántara" de La Molina e inmediatamente solicité una cita para que mi esposa fuera atendida por Medicina General y, como quiera que, el mencionado nosocomio NO cuenta con la especialidad, realizaran la referencia al Hospital Rebagliatti o al más cercano que la tuviera si fuese el caso; para ello y luego de solicitar hablar con el Director del Hospital "C.Alcántara" Dr. Marcos Lanatta Lanatta, quien no quiso recibirme, pero dispuso que mi esposa fuera atendida en el Consultorio de Asistencia Inmediata (CAI), donde al comprobar la enfermedad la Dra. procedió a realizar la Referencia y que me acercara al "Módulo 3", cuestión que hice y se me informó que en cinco días regresara si es que no me llamaban, como no me llamaron me acerqué el día de ayer miércoles 19 de setiembre; En la ventanilla correspondiente se me entregó un documento que el mismo empleado imprimió en ese momento y me dijo que fuera a la ventanilla 28 del Rebagliatti pues sin el VºBª de esa ventanilla la referencia dormiría el "sueño de los justos", pues mi esposa estaba "acreditada" al Policlínico Chincha Y NO SE HABÍA CUMPLIDO UNA SEMANA DE HABERLA ACREDITADO EN !EL HOSPITAL ALCÁNTARA!.

Antes de ir a la oficina sugerida, fui directamente a Salud Mental -donde mi esposa ha sido atendida desde hace por lo menos 4 décadas, se me dijo -tampoco el Jefe quiso recibirme porque tenía una reunión- que fuera al Policlínico Chincha y que previamente me acercara a emergencia de la especialidad para que le proporcionen medicinas por siete días, en ventanilla de la emergencia de Salud Mental, me pidieron el DNI de mi esposa (no lo había llevado Y NO PODÍAN atenderla, bueno monté en cólera y pedí hablar con el Jefe del área, mi protesta fue recogida por el Jefe de Guardia quien dictó la receta, al llegar a Farmacia y ya con los medicamentos en a punto de ser entregados, le piden el DNI a mi esposa !NO se le pueden entregar hasta que presente su DNI!, tuve nuevamente con mucha brusquedad pedir un poco de sentido común y finalmente entregaron las medicinas, había perdido toda la mañana así que postergué para hoy jueves 20  de setiembre  de 2012 mi visita al Policlínico Chincha.

Como estaba muy molesto y que un insignificante no me haría explotar, me dirigí al sexto piso  y hablé con la encargada del Servicio Social, pues además de tener tiempo para realizar su labor escucharía el problema con atención; pues bien, subimos al 7º piso donde el Jefe de Acreditación al que entraría sola, acepté, esperamos unos minutos y la Asistente Social me entrega un papelito recién impreso QUE CUALQUIER CIUDADANO PUEDE OBTENER EN UNA CABINA DE INTERNET entrando a la página de ESSALUD digitando el DNI de la persona cuya información se necesita, el nombre del empleado y Jefe de Acreditaciones es Javier Cubas.

En ese papelito decía que mi esposa estaba acreditada en el Hospital I "C. Alcántara" y que ahí NO me podía atender, bueno perdí totalmente el control, me fui directamente a hablar con el Director quien al escuchar mis gritos me pidió que me serenara y le explicara el problema, hecho esto fue a su despacho y ordeno que venga una persona de la "defensoría del asegurado" de tan triste recordación para mí, por su ineptitud, insensibilidad y nula capacidad de iniciativa, cuando tuve los problemas en Yurimaguas que, son en esencia exactamente los mismos, cuando delante del Director le dije a esa persona que NO tenía nada que conversar con ella, el Dr. Orlando Aliaga me dijo que mi esposa pertenecía al Hospital Alcántara y que tenía que ir para que me dieran la referencia (en el Policlínico Chincha ya cuentan con el servicio de siquiatría), le manifesté que debía existir una vía de comunicación con el Dr. Lanatta para efectos de solucionar el impase, el Dr. Orellana profesional e inteligente (tal vez me equivoco en lo de inteligente) que el no era Jefe del Dr. Lanatta y no podía decirle lo que debe hacer, que vaya y hable con él para ver si me hace el servicio, semejante respuesta me dejó atónito, MI ESPOSA RECLAMA UN DERECHO no estaba pidiendo un favor y además, una respuesta tan absurda me hace pensar que la desconcentración del Hospital sólo ha servido para crear islas de "petit poder", algo inaudito que me resisto a aceptar.

El Dr. Aliaga se molestó y terminó la conversación diciendo que si derechos hablamos el NO podía hacer nada que me vaya donde Lanatta.

Iré pues donde el Dr. Lanatta el día lunes y ya les informaré.