Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

martes, 20 de octubre de 2015

La destitución de Julia Príncipe

He publicado este comentario en fb y deseo compartirlo con todos ustedes sin quitarle una sola coma:


El Estado es la suma de territorio, personas, idioma, cultura, Historia y demás hechos o circunstancias que de una u otra forma une a los habitantes de ese territorio.


Muy bien, una parte del Estado, los ciudadanos que ocupan el territorio, eligen un pequeño grupo para que lo administre, estos a su vez designan a otros ciudadanos para que colaboren en esa administración; A este grupo pequeño y sus colaboradores lo denominamos generalmente como el "gobierno del Estado" ¿No es así, o alguien tiene alguna duda?. Continuemos, entre las instituciones que designa el grupo pequeño y elegido, hay una que se encarga de "defender al Estado", esto es, defendernos a todos NO al gobierno, A TODOS. 

Bien, pensemos ahora en alguien del gobierno (grupo pequeño elegido y sus colaboradores, al que ya me he referido) comete una felonía (acto contrario a la honradez) ¿a quién afecta esta mala conducta, que, probablemente se traduzca en dinero mal habido?

Al Estado, ¿no es verdad?, bien, el grupo pequeño y sus colaboradores, no le agrada que investiguen al o a los miembros que han obrado mal perjudicando al Estado o lo que es lo mismo, A TODOS NOSOTROS, pero tiene un problema, la institución que "defiende al Estado" se creó para ese fin y las personas que lo conforman fueron "nombradas", "designadas" o cualquier otra variante para tener un colaborador, por el gobierno.

¿Que esperan los ciudadanos del gobierno al que ellos le han confiado la administración y cuidado del Estado?

Que se investiguen los hechos que compromete a una persona del gobierno y que se le sancione y esta es una exigencia INCLAUDICABLE.

Lo anterior, espero que con palabras sencillas para que todos puedan entender la idea central, podamos ahora desarrollar el tema de la Dra. Julia Príncipe (y no me jodan con lo de "mujer valiente", "próxima presidenta" y cojudeces de ese orden), centrémonos en el problema.

OHT y sus colaboradores con desazón aceptaron que Julia Príncipe investigue a Nadine Heredia, mas, conforme avanzaban las investigaciones y Julia Príncipe hizo declaraciones que no le gustaron a OHT y su esposa Nadine Heredia, lo que debe importarnos un frejol que no pasó por los jugos gástricos, decide con el apoyo de sus colaboradores, quitarla de en medio y poner a otra persona, imagino que la nueva encargada tendrá sus órdenes y NINGUNA de ellas para defender al Estado, es decir a TODOS NOSOTROS.

Ahora, ¿tenemos o no derecho de pedir que OHT y sus colaboradores se vayan antes de las nuevas elecciones?

ESTE ES EL PROBLEMA CENTRAL, endiosar a Julia Príncipe es un despropósito cómo despropósito es seguir con este gobierno, OHT debe renunciar por incapacidad moral y que Marisol Espinoza asuma la conducción de la Nación por el tiempo que falta para elegir un nuevo gobierno democrático.

Ricardo León Dueñas, nos ha recordado -en otro post- el caso "watergate", actuemos igual o habremos dado una prueba de mediocridad y temor que nos desmerece como personas.

No hay comentarios: