Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 25 de abril de 2014

"unión civil" debate en el Parlamento

Ad Portas del debate -martes 29 de abril de 2014- quienes apoyan el "proyecto bruce" dan los toques finales a lo que ellos entienden no sólo como legítimo sino que de no aprobarse, la "Democracia" no cumpliría con sus postulados, ignorando a una minoría (no existe minoría alguna si de la famosa unión se escribe, tema desarrollado también en este Blog) merecedora de la preocupación y atención de la sociedad.

En esa línea, hoy 25 de abril de 2014 en el Diario La República, se han publicado dos textos relacionados con el tema, uno del señor Juan De la Puente y el otro  de la Señora Claudia Cisneros.

http://www.larepublica.pe/columnistas/la-mitadmasuno/pobres-mayorias-mayorias-pobres-25-04-2014

http://www.larepublica.pe/columnistas/de-centro-radical/union-civil-cuando-la-mayoria-se-equivoca-25-04-2014

Cómo la "Democracia" defendida por ambos periodistas no me permite responder sus apreciaciones, la comparto con ustedes y si no es cierto que el citado matutino  no publica las opiniones contrarias a las de sus columnistas o ellos, en particular, tamizan las mismas, de manera que, sólo den a luz las que les interesa, los reto a que publiquen este comentario.

Soy tenaz opositor a consagrar legalmente la "unión entre personas del mismo sexo", no me opongo a la unión si se mantiene como hasta el momento.

Bien, como este Abogado sí es democrático, además de los enlaces, que llevan directamente a los textos que cuestiono, insertaré parte de los mismos. Debo precisar, además, que los argumentos en favor del "proyecto bruce" han ido variando al compás de los fundamentos de quienes están en contra, hoy el tema se decanta por la Doctrina que informa a la "Democracia" (Juan De la Puente)  o que somos una sociedad de salvajes (Claudia Cisneros).

Muy bien, al grano:

"Las encuestas donde la mayoría se pronuncia contra la unión civil resucitan la interpretación abusiva de la “regla de mayoría”, reduciendo la democracia a sentencias como “la mayoría manda” o “se hace lo que la mayoría quiere”. Esta visión nunca fue democrática o tuvo una efímera gloria. J. Rousseau se resistía a que toda la fuerza de la soberanía popular sea entregada al poder y de allí deviene la prevención histórica de que no es suficiente la democracia como sinónimo de la soberanía, sino que hace falta limitar el poder para que florezcan las libertades y los derechos.De allí para adelante, todo fue evitar que la democracia se erigiera como un procedimiento contra la libertad. Para B. Constant, el poder no puede disponer de la existencia de los individuos porque la mayoría tiene como límite inviolable la autonomía individual y ante ella termina toda jurisdicción pública" (Juan De la Puente).

"La Unión Civil va a suceder, con ustedes o sin ustedes, eventualmente. Ni lo más radical de la Iglesia podrá detenerlo, por una simple razón: porque no es malo, porque es de derecho, porque es justo y porque es la única forma en que esta red de seres avanzamos, propiciando estos valores culturales, libres del sesgo religioso o de la perversidad de la política practicada como sumas y restas de beneficios personales o partidarios. En suma, eleva la calidad humana, racional y sensible".(Claudia Cisneros)

El político promedio de nuestros días ha olvidado (si alguna vez lo supo) que se debe a la polis, a la ciudad, al país, no a la mayoría si esa mayoría está de espaldas a la civilización hacia la que el ser humano marcha en otras latitudes, donde es consenso de la academia y hacedores de políticas públicas de sociedades notablemente más avanzadas que la nuestra. (Claudia Cisneros)

MI RESPUESTA 

Todo el texto del señor Juan De la Puente tiene este fundamento como principal y le permite, según él, reconocer los derechos de las minorías, cita entre ellos a los discapacitados.

En principio, aceptando que el análisis del señor De La Puente, en tanto de mayorías y minorías se ocupe, es razonable y democrático por excelencia, conviene  pensar en el concepto de minoría, sin distraernos en complejas disquisiciones doctrinarias que el peruano medio no entenderá o simplemente ni leerá, 

Los "convivientes" (palabra que sonrojaba, hasta hace muy poco a quienes las pronunciaban y se encontraban en esa situación de hecho), tuvieron que esperar, absurdamente 43 años para que la unión de hecho fuese reconocida legalmente e incorporada al Código Civil de 1984, ¿Existía alguna diferencia entre el matrimonio y los "convivientes"?, ¡ninguna!, salvo el papel que consagraba civilmente a aquel.
Hace 28 años, obtuve mi Título de Bachiller con la Tésis - "El Derecho Sucesorio entre Concubinos", apenas hace un año que el mismo se consagró, pueden encontrar el tema de los Concubinos" también en este Blog.

Existen todavía diferencias notables con el matrimonio, la principal,  la unión se rompe, entre otras causas, por decisión propia o de su  pareja, no se requiere ir al Juez que declaró la "Unión de Hecho", en ningún caso, para disolverla,  pueden demandar "enriquecimiento ilícito" o en sustitución se fije una pensión de alimentos.

De todo el Capítulo III - De la Separación Patrimonial, 

Sólo le son  aplicables  los derechos que le correspondan de conformidad con el régimen de sociedad de gananciales. En cristiano, solo algunos.

La convivencia fue mal vista, los hipócritas conservadores pretendían negar su existencia, como negaron derechos a los hijos extra-matrimoniales.

Insisto, ¿que diferencia, además de un ridículo papel, que es sustituido por un proceso judicial, en el caso de la  convivencia, conforme al precepto del artículo 326° del Código Civil, existe entre concubinos y cónyuges, para que se mantenga tan torpe discriminación?.

La convivencia era y aun es una minoría jurídica, pues, mientras no sea declarada, todos los derechos se verán comprometidos en el caso de separación o muerte de uno de los concubinos.

Ahora, NO somos una sociedad de salvajes, la sociedad peruana acepta las relaciones homosexuales y si se pretende sostener que muchos ciudadanos que gustan de personas de su mismo sexo son asesinados, por los "mata cabros", debemos reflexionar pues, seguro estoy que son mucho más las mujeres asesinadas o golpeadas por sus maridos y no se aprecia que el Estado tenga una política efectiva sobre el tema.

La pregunta que viene es inevitable, ¿Existe alguna semejanza entre la "unión civil" propuesta y el Concubinato que debió esperar 43 años para ser reconocido? y la subsiguiente, ¿Cómo se regulará, de aprobarse, esta únión?

La primera respuesta es: NO existe semejanza alguna y para la segunda les presento ésta:
si se aprueba jurídicamente el proyecto, estaremos frente a este escenario:

1) Es una ley especial que debe ser reglamentada.

2) No basta dictar la ley y al día siguiente se formará una fila ¿ante quién? para que la unión tenga el peso que la ley le pueda otorgar.
3) Tal reconocimiento (el de la unión) debe, necesariamente reunir requisitos y estos NO pueden ser menos que los exigidos a el Concubinato, por ejemplo:
a) Deben tener un tiempo mínimo de convivencia, estimo que no menos de 5 años (para declarar el Concubinato o "Unión de Hecho", se exigen dos años como mínimo viviendo en el estado de esposos ante la sociedad).
b) La convivencia debe probarse, es decir, vivir como pareja ante la sociedad, un domicilio común, tener amistades heterosexuales y homosexuales que la confirmen y siempre que exista un medio de prueba escrita.
c) NO deben tener hijos.
d) Llevar una vida decorosa.

En suma, de aprobarse la "unión civil" estamos creando una "Opción de Vida", que deberá ser explicada a los jóvenes, cuyo efecto puede ser devastador, imaginemos que una pareja "gay" llega de visita a un hogar heterosexual porque son sus amigos y uno de ellos, vestido formalmente, no disfrazado ni con cosas en su cuerpo, está con las uñas pintadas, ¿que le contestaría a su hijo, si le dice, Papi, mira a Juan, me puedo pintar también las uñas?, cualquier respuesta que le demos será crearle un conflicto en su mente que no podría asimilar.

La Educación deberá (Dios no lo permita) se repensada, pues, a los jóvenes deberemos precisarle que es normal casarse con una persona de sexo diferente o unirse con una del mismo sexo, la pregunta entonces es: ¿Que herencia, desde lo moral y ético estaremos dejando a nuestros hijos?

Recomiendo que dejemos en paz a los homosexuales y que ellos nos dejen en Paz a nosotros. Ningún derecho en la actualidad se les niega y si usted tiene uno, hágamelo saber.









 



2 comentarios:

Ibarra Jechu dijo...

Meterse a hablar de este tema es muy delicado , ya que lo tildan a uno de homofobico , intolerante , cucufato , segun su ultimo parrafo si una pareja homosexual le pregunta que no tiene el derecho de casarse y heredar a su pareja, ¿que le responderia?

José Guillermo dijo...

Muchas gracias, señor Ibarra por leer mi blog. En cuanto a su comentario y la pregunta que me haría una pareja de homosexuales, es verdad puede tildarse de homofóbico a una persona que no está de acuerdo con la "unión civil", contra esa posición nada, en lo personal, puedo hacer y la pregunta no tiene respuesta porqué es una afirmación.