Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 6 de noviembre de 2015

AFP vistas por Juan Mendoza

Mientras el pensamiento pueda elaborar y encadenar ideas respecto de las AFP, es mi propósito demostrar las falacias en que se sostienen.

El señor Mendoza Juan, ha expuesto en el blog que escribe en el Diario Gestión, el texto que a continuación comparto:

La urgente reforma de las AFP (por Juan Mendoza)

El sistema previsional peruano es ineficiente. Las comisiones son las segundas más altas de América Latina, la rentabilidad de las AFP es cuatro veces las de los fondos que administran, para no hablar de la ONP que es un desastre por donde se la mire. La cobertura es lamentable: apenas uno de cada cuatro peruanos recibe pensión de la ONP o de las AFP. La popularidad de Pensión 65 es señal meridiana de la necesidad de reformar las pensiones.
Eliminar el ahorro forzoso sería lo ideal porque no hay evidencia de que sirva para nada excepto para coartar la libertad de las personas. Porque si pensamos que hay que obligar a la gente a ahorrar porque son miopes, entonces también deberíamos prohibir las tarjetas de crédito. Pero como la viabilidad política de eliminar el ahorro forzoso es dudosa, me concentraré en cambios al sistema previsional que no deberían encontrar mayor oposición.
Para comenzar hay que dar de baja a la ONP. Primero porque ofrece una rentabilidad cercana a cero. 
Segundo porque, como no ofrece pensión a quienes cotizan menos de 20 años, en la práctica confisca los aportes de muchos trabajadores. 
Tercero porque, como organismo estatal, tiene todavía menos incentivos a ser eficiente que las AFP.
Se debe eliminar la absurda subasta de nuevos afiliados que ha resultado ser un rotundo fracaso para reducir en serio las comisiones. Además, estas subastas son una afrenta a las personas al tratarlas como objetos, como se hacía en la época de las encomiendas. Más bien, se debe disponer ipso facto que las comisiones se cobren sobre el saldo para alinear mejor los incentivos. Asimismo, se debería requerir que las AFP ofrezcan una rentabilidad mínima a los aportantes. Esta rentabilidad podría ser las de los bonos del Tesoro estadounidense de largo plazo. Si las AFP son eficientes no debería haber razón alguna por la cual no puedan superar esta mínima rentabilidad.
Se debería, además, permitir que las personas dispongan del integro de sus fondos al llegar a la jubilación. Esgrimir como argumento que los abuelos, que tienen toda una vida de experiencia acumulada, van a correr al casino a apostar sus ahorros no es razonable.
Asimismo, se debería permitir que los fondos sean utilizados como garantía, parcial o total, en la adquisición de inmuebles o para financiar la educación de los cotizantes antes de la jubilación. Nuestro sistema previsional debe dejar de ser un obstáculo a la búsqueda de la vivienda propia y a la mejora educativa, que son evidencia cristalina de cómo las personas se preocupan por su futuro.
Es hora que los candidatos presidenciales nos digan qué reforma previsional tienen en mente. ¿Quieren seguir con el sistema actual y arriesgarse a que mañana venga una reforma socializante y todavía más confiscatoria de la libertad?
Mis propuestas tienen como tema central el traer el mercado a las pensiones y reducir la sobre-regulación para fomentar la competencia y la eficiencia. Considero que la discusión sobre las pensiones debe incluir a toda la sociedad civil, y no solo a los “expertos”. Propongo, eso sí, que cuando alguien opina sobre el tema debe manifestar si tiene algún conflicto de interés. Por ejemplo, si alguien es empleado de una AFP, de una compañía de seguros, o de la ONP, debe dejarlo en claro al opinar para evitar malos entendidos. El que suscribe tiene como único interés el contribuir, modestamente, al debate nacional sobre la mejora de nuestro sistema previsional.

Juan Mendoza, Lima 23 de octubre de 2015.
Publicado en Gestión, Página 21, (23-Oct-2015).


MI COMENTARIO


He aumentado el tamaño y colocado negritas a los temas sobre los que opinaré, el resto de la propuesta del señor Mendoza sólo son paliativos para que los clientes continúen pagando por administrar su dinero sin que nadie le asegure, llegada la hora de la jubilación, que percibirán una pensión digna (el autor no utiliza esta palabra) con la que hasta el día de hoy, las estafadoras AFP engañan a un  pueblo ignaro, incapaz de defenderse. Veamos:

"Para no hablar de la ONP que es un desastre por donde se le mire", el señor Mendoza Juan, seguro estoy, jamás a visitado las "agencias de atención al pensionista" de la Oficina de Normalización Previsional, yo sí, porqué mi esposa es jubilada por la Ley N° 19990 (Sistema Nacional de Pensiones) y desde 1999 en que se jubiló, luego de un trámite de tres meses, he apreciado la mejora sostenida en esas agencias y en el Portal WEB de la institución que, de lejos, tiene información más completa y amigable que la ofrecida por las AFP, en cuyas oficinas exhiben vídeos de "adoctrinamiento", al punto que, quedarse ciegos, no es un tema de mayor preocupación, pues "está protegido por  Prima AFP" (es a la única que voy).

Para comenzar hay que dar de baja a la ONP. Primero porque ofrece una rentabilidad cercana a cero. 

Segundo porque, como no ofrece pensión a quienes cotizan menos de 20 años, en la práctica confisca los aportes de muchos trabajadores. 

Tercero porque, como organismo estatal, tiene todavía menos incentivos a ser eficiente que las AFP.

El Sistema Público de Pensiones NO ofrece rentabilidad alguna, el señor Mendoza Juan, olvida que es un "sistema de reparto" (el diablo en persona, según otros, especialmente para el señor Adrianzen Carlos), la Tasa de Retorno, sobre la Remuneración Mínima Vital (S/. 750.00) que es el parámetro para las cotizaciones, es cercana al 60% (S/. 415.00 es el mínimo que paga la ONP) y sobre una Remuneración de S/.3,000.00 más o menos el 28% (S/. 817.51 pensión máxima), naturalmente como concepto general, soy Abogado y no matemático.

No ofrece pensión a quienes cotizan menos de 20 años, siendo que es verdad esta exigencia, el señor Mendoza Juan OMITE indicar que, esos 20 años se pueden cumplir a los 65,66,...70...o más años, los necesarios  para alcanzar el requisito cuando se cumplieron 65 años, ahora bien, siendo un fondo de reparto NO es posible pagar pensión a una persona que al llegar a los 65 años  sólo aportó 5,10  o 15 años, difícilmente podrá completarlos si les faltasen 10 o 15 años, al que le faltan cinco podría lograrlo  y NO tienen necesidad de trabajar, basta que cotice sobre el mínimo vital que se encuentre en vigencia y completar los 20 años requeridos.

Sin embargo, la mayor omisión y obviamente adrede, es no decir que si sólo aporta 5 años o un año, sin haber nunca pertenecido a la ONP o que NO tenga Derecho al Bono de Reconocimiento, la pensión de estos señores NO alcanzará ni S/. 50.00 mensuales o menos, tengo los documentos de un cliente cuya pensión era de $10.00 Dólares Americanos,  salvo que su Cuenta Individual de Capitalización (CIC) no supere los S/. 5,810.00 en cuyo caso le devuelven la totalidad de sus aportes.

El señor Mendoza Juan, apela a la oscura condición humana del deseo de dinero, "el Estado confisca los aportes de muchos trabajadores", pero NO dice que la situación económica de la ONP en gran medida corresponde al empresariado que retiene a sus trabajadores y no los abona a la ONP, que al Pensión Mínima no se aumenta por los hilos que manejan los sinvergüenzas propietarios de las AFP, tampoco habla del sector informal que no aportan y que las AFP están como locas por captar y el carcaman presidente de las AFP a declarado que:

"
 "La tabla (de mortalidad) es un registro estadístico que necesitamos saber para el segmento de población que nos interesa, en este caso, los afiliados al Sistema Privado de Pensiones. Distinto sería para toda la población del Perú, o los afiliados a la ONP, porque son segmentos distintos y los afiliados a las AFP tienen mejor cobertura de salud, educación y alimentación, se supone que viven más",

Deben tenerlo como presidente porqué es un idiota dirigiéndose a otros idiotas, más idiotas inclusive.

Propongo (lo he sugerido muchas veces en este blog y hace años, con tenaz insistencia) DESAPARECER el Sistema Privado de Pensiones y que la ONP asuma los activos y pasivos, nivelar las pensiones de los que están por debajo de la Remuneración Mínima Vital ( a ese mínimo) y reglamentar sus funciones y participación de los pensionistas, no le gusta al señor Mendoza Juan la ONP, hay otra posibilidad, crear un Banco de Pensionistas, el cambio desde luego es más complejo, pero comenzaría por la nivelación de las pensiones que estén por debajo de la Remuneración Mínima Vital, y luego un grupo de gente calificada en la que deben estar representados los pensionistas de las AFP y  de la ONP, redactar la ley de creación que no han de ser muy diferentes a las de cualquier otra entidad financiera vigente en el País, naturalmente deben contar con ciertos privilegios respecto de las existentes para captar ahorros y prestar dinero, asicomo las inversiones que deberá realizar.


No hay comentarios: