Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 25 de noviembre de 2016

El Ajedrez, la educación y yo

El Ajedrez, la educación y yo.

Muchas suelen ser las soluciones propuestas  para impulsar el desarrollo del Perú, muchas también las explicaciones  por sus fracasos o porqué nunca se intentó llevarlas a la práctica.

Los gobiernos de turno, antes y después de llegar al poder ofrecían, como lo ha hecho el actual gobernante, impulsar  tal desarrollo es más, el Presidente Constitucional Pedro Pablo Kuczynski  Godar que en mi opinión no ha renunciado a su nacionalidad norteamericana,  amante de la música clásica, domina la ejecución de más de un instrumento,  de las artes como su correlato inmediato y del deporte, ya en el cargo se comprometió a impulsar las disciplinas precitadas, no conozco evidencia de haber iniciado el cumplimiento de esa promesa, por el contrario, con su visita a los jugadores del negocio más rentable en muchísimas partes del Mundo, sólo ha demostrado la necesidad de darle al pueblo un motivo de distracción y  olvido de su realidad.

Nuestro Presidente se vanagloria de su sólida formación profesional y del dominio de idiomas, sólo baste para graficar este detalle su conversación con el líder ruso Vladimir Putin, de sus  presentaciones en la reciente culminada APEC todas en inglés, idioma que desea impulsar en la escuela , me parece muy bien, pero esta iniciativa no guarda relación con nuestra pobreza educativa, en la hora actual se educa en inglés en los colegios para los hijos de los ricos con resultados, pienso, óptimos, nada se gana con posiciones presuntuosas motivando respuestas como la del líder ruso, “hablaremos  en alemán entonces” en fina ironía.

Los hijos de los pobres necesitan educarse bien, aprender a escribir y hablar correctamente como paso previo al entendimiento es fundamental y ese anhelo no se conseguirá si nuestra juventud está dominada por la tecnología actual, sea mediante los vídeo juegos o las redes sociales donde la comunicación se reduce a signos y comentar lo bien que les fue en tal o cual reunión, la ropa que se han comprado, las comidas que han disfrutado o las películas vistas, tampoco se contribuye a la educación si nuestro País es asaltado por bandas de rockeros o se promuevan programas sin ningún contenido educativo y los que existen mueren por falta de interesados o estos resultan insignificantes para cambiar la media educativa en nuestra nación.

Tampoco se contribuye a la formación de nuestros niños y jóvenes promoviendo el estudio de nuestro idioma nativo ¿por qué? En mi opinión porqué es el encuentro de dos mundos enfrentados desde la conquista  y especialmente porqué si no pueden expresarse correctamente en un idioma por mucho más universal –aunque no les agrade a mis compatriotas, pues el quechua nunca alcanzará al castellano e incrementara el enfrentamiento entre ambas culturas- se generará  resentimientos de ambos lados. En este contexto decidamos o hablamos todos los peruanos quechua o todos castellano, uno de los dos le deberá ceder el sitio al otro. Pero su propuesta –dirán algunos- conseguirá precisamente lo contrario a lo que torpe o ilusamente pretende,  pues prohibiendo el quechua acentuará el enfrentamiento,  a ellos les digo, no estoy promoviendo su prohibición, el quechua ha sobrevivido milenios y podrá seguir vivo hasta el último de sus hablantes, lo que propongo es que nuestros jóvenes  le dediquen todos sus  esfuerzos a un idioma que los conectará con la mitad del Mundo, el quechua nunca alcanzará ese nivel  por mucho que pataleen y acusen a quienes como este abogado piensan distinto y nos endosen un calificativo espurio como “racista”.

Hasta aquí debo haber  molestado a más de uno,  no puedo evitarlo y respeto su enojo. Como muchos peruanos deseo el progreso de mi patria y una solución, no la única evidentemente, es la educación más ésta, la de calidad, está reservada a un pequeño grupo de poder y asociada a grandes negociados y corrupción (léase universidades y colegios privados de paupérrima formación educativa).

Soy hijo de un modesto obrero, gigante como padre al que muy pronto visitaré para saludarlo como lo haré con mi querido hijo, ambos me están esperando hace largos años, sufrí desde muy pequeño la explotación a la que era sometido mi padre, las carencias vividas, las mentiras para poder sobrevivir (producto de su falta de educación y el pobre valor que se le da al trabajo de un creador, eso era mi padre, un creador como cerrajero), la ayuda también de gente generosa en la que no me es posible incluir a ningún familiar, no sé cuál fue mi rendimiento escolar en primaria, la secundaria fue pobrísima y hube de esperar trece años para intentar ingresar a la universidad, no tenía dinero ni voluntad, menos cuando me casé al cumplir los 23 años.

Un hecho ordinario cambió mi vida (corría el año 1964)  pero no lo sabía, descubrí el AJEDREZ era malísimo tan malo que me demoré cuatro años  para ascender a la primera categoría y ahí quedarme hasta la actualidad, bueno dejé las competencias oficiales, pero nunca  el Ajedrez.

Cuando por primera vez me presenté a un torneo de ascenso perdí todas mis partidas, las últimas tres por ausencia (W:O), no quería saber del juego, estaba humillado, derrotado, avergonzado, con la ira propia de la impotencia.  Mas, un amigo ingeniero me aconsejó que no desistiera ¡continua me dijo! Y así fue, al año siguiente terminé como campeón de mi serie de ascenso a tercera categoría.

Ascendí a primera categoría el año 1972 compartiendo el primer lugar con un rival al que vencí en la partida individual, para entonces el fenómeno “Fischer contra los rusos” era divulgado a nivel mundial, en nuestro país “El Comercio” tenía una columna dedicada al Ajedrez que termino cuando Fischer se alzó con el título mundial, (muy significativo el hecho,¿no les parece?) todos seguíamos esa desigual lucha, Fischer aplastaba a sus adversarios y terminó como Campeón  Mundial al derrotar a Spassky en julio de 1972.

Mi propuesta  para el desarrollo del Perú pasa por la educación, pero educarse exige pre-requisitos, no estar desnutrido el principal y luego saber pensar,  los niños que gozan de una alimentación adecuada y no hablo de lo que comen los niños y jóvenes ricos, tienen el ingrediente principal que desarrolla el pensamiento.

Las clases y sus exigencias no son precisamente un tema del agrado de los niños y jóvenes  que, en nuestra sociedad están dedicados a la distracción muchísimo más que al estudio, no pueden concentrarse, tampoco analizar y generar preguntas por las cosas que no comprenden, la inmediatez domina sus vidas el futuro no les interesa.

El Ajedrez es un juego cuya práctica en dinero es prácticamente igual a cero y en tiempo igual a utilidad, el Ajedrez desarrolla la memoria (un ajedrecista de primera categoría, la más modesta  calificación en el Mundo del Ajedrez, puede representar el tablero de juego mentalmente después de cinco jugadas como máximo, un Maestro en más de quince y los grandes como los peruanos Granda y Cori hasta por lo menos 20 jugadas), también el análisis, el cálculo, la concentración, el espíritu de combate, la sicología, la astucia.

Soy y seré incansable en mi amor por el Ajedrez y porqué sea un curso obligatorio en las escuelas, lo he propuesto muchas veces y sólo he recibido como respuesta el silencio o  ariscas en Facebook diciéndome que era una estupidez. En toda Europa (no estoy completamente seguro) el Ajedrez es obligatorio.

Hoy le exijoo a nuestro Presidente Constitucional  “cumpla su compromiso", piense en su compatriota Robert James “Bobby” Fischer quien cambió el Ajedrez para siempre y en su segunda patria también, hoy los Estados Unidos tienen por lo menos dos jugadores entre los cinco mejores del mundo y una pléyade de Grandes Maestros entre los cien mejores ajedrecistas a nivel mundial..

Enseñar a pensar jugando es muy buena idea señor Presidente Constitucional del Perú.

SI NO HAY JUSTICIA PARA EL PUEBLO QUE NO HAYA PAZ PARA EL GOBIERNO. Emiliano Zapata,

SI UNA SOCIEDAD LIBRE NO PUEDE AYUDAR A SUS MUCHOS POBRES TAMPOCO PODRÁ SALVAR A SUS POCOS RICOS. J.F. Kennedy.



No hay comentarios: