Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 4 de marzo de 2016

¿Por qué Acuña y no Guzmàn?

¿PORQUÉ ACUÑA Y NO GUZMÁN?

Julio Guzmán Cáceres el candidato de reserva del poder y César Acuña Peralta, habilísimo comerciante para quien  ser electo presidente  es el negocio de su vida, son blancos de las más diversas críticas, en el caso de “plata como cancha” para eliminarlo de la contienda electoral y del moradito, desteñido recientemente, el fin es posicionarlo muy bien a los ojos del electorado para asegurar su presencia en la segunda vuelta, pero no para ganar la presidencia, sino asegurar el triunfo de la japonesa.
Puede ser la peor de las lecturas en el escenario político actual, especialmente para quien, como este Abogado, piensa en un montaje esquizofrénico justificativo del golpe militar, con el cual, dicho sea de paso estaría de acuerdo.
Veamos, la japonesa tiene una intención de voto del 30% y un creciente antifujimorismo, todos piensan en una segunda vuelta con ella entornillada esperando a su ocasional oponente, si  en efecto se diera esta hipótesis y se enfrentara con el morado desteñido, personaje con una “bancada” ridícula o sin ella vistos los cuestionamientos a la inscripción de sus listas congresales, incluyendo firmas falsificadas, no ha de extrañar en esa potencial situación recordar a la ciudadanía lo grave de gobernar sin apoyo en el Congreso, la gravísima posición de la presidencia teniendo entre sus filas una mujer corrupta y seguramente encontrarán algún o algunos otros anticuchos de esta persona, adicionalmente en honor a la verdad, refrescarán la memoria del electorado con el abundante material contradictorio del morado desteñido, ¿Quién podrá creer en la declaraciones de Guzmán respecto a Tía María sólo como ejemplo?, naturalmente también se atacará a la japonesa y debiera bastar esa condición, la de no ser peruana aunque haya nacido en nuestro País y su derrota estaría asegurada, fatalmente el peruano promedio no piensa así, eligieron dos veces al padre sin ser peruano, hecho probado posteriormente.
¿Porqué Acuña y no Guzmán?, respondo:
Acuña es una persona sin concepto del honor ni de dignidad, no habla bien, en sus discursos lo único entendible son las dos últimas palabras, ni tiene capacidad para definir su supuesta profesión de Ingeniero Químico, francamente dio vergüenza ajena sus tristes declaraciones en este tema.
A su favor puedo decir: tiene un “ojo clínico” para las inversiones conoce al ser humano y la presidencia, reitero mí opinión es el negocio de su vida, las necesidades del pueblo le importan tanto como a la abeja que su riquísima miel sea un festín para los pescados. Un personaje de tal catadura moral NO puede representar al País ante la comunidad internacional menos aun al pueblo al cual pretende gobernar.
Guzmán es un improvisado lo ha demostrado en casi todas sus declaraciones, sus asesores son judíos-peruanos asumo por lo leído ayer 03 de marzo de 2016 en La República y es absolutamente manejable por el poder creador de su imagen, el candidato ideal para ser derrotado en la segunda vuelta.
Mas ninguno de los dos será desbancado de la carrera electoral, Acuña ha de quitar votos a postulantes como Alfredo Barnechea una seria amenaza a los propósitos del poder, pudiendo incluso de llegar a la segunda vuelta (con Acuña afuera) y derrotar con absoluta seguridad a su consentida japonesa.
El resultado electoral -recuérdenlo bien- debe originar tal rechazo (el triunfo de la japonesa lograría esa cohesión) en la ciudadanía que el golpe sea considerado una bendición, de ganar Barnechea la reacción a un golpe sería totalmente distinta y la comunidad internacional reaccionaría enérgicamente.





No hay comentarios: