Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

sábado, 11 de febrero de 2017

¡¡Alejandro Toledo para todo el Mundo!!

Imaginemos, no,no, pensemos (es lo que corresponde a una realidad como la peruana) en un juicio que deseamos ganar aun sin tener la razón, ¡COIMEAR AL JUEZ Y EL ASUNTO ESTÁ RESUELTO!.

Contactamos con  el "magistrado" y le proponemos veinte mil soles de coima y le adelantamos cinco mil, el saldo cuando dicte la sentencia. El "juez"  con esa sonrisa de oreja a oreja tan peculiar en la gente corrupta dice  ¡¡acepto!!. Una semana después  dicta el fallo conforme al pacto, mas el corruptor no vuelve aparecer. 
Pregunta:

¿Puede el "juez" reclamar la coima prometida?, desde luego, todo es posible cuando se habla de dinero.

El corruptor escucha al "magistrado" y su respuesta es un rotundo NO sazonado con algunas palabras adecuadas a la circunstancia.

¿Puede el "juez" demandar al corruptor  para que le pague la coima ofrecida?, bueno NO tengo que responder no es verdad.

¿Con que recursos de coacción cuenta el "caradura" de Toledo una vez fuera del gobierno para exigir que le paguen en los cinco años posteriores el SALDITO de la coima que pidió?.

Si se hubiera puesto quisquilloso  NO ESTARÍA ENTRE NOSOTROS.

¿Cuál la razón  de tan poderosa empresa para seguir pagándole si otro era el gobernante?

¡¡CONTACTOS!!  es la respuesta. Ahhh...., pero el sillón de la suerte estaba ocupado  por un experimentado negociante que cuidaba su futuro como a la niña de sus ojos.

Muy bien, muy bien, pienso contestó, PERO VE COMO HACES a mí no me van a implicar en tus arreglos, jejejeje!!!.

Sin embargo pueden existir otras posibilidades, por ejemplo, el experimentado negociante conocía de la cochinada contra el pueblo peruano, cita al "caradura" y le dice, SI NO QUIERES TERMINAR CON TUS HUESOS en la Cárcel ve la forma de conseguir mi parte.

En fin,  lo cierto es que el "caradura" no podía exigir pago alguno y la poderosa empresa  brasileña obligada a pagarle y NINGUNA DE LAS DOS PARTES podía denunciar sin implicarse ella misma.

Estamos asistiendo al juego mejor pensado desde la incorporación del experimentado negociante al círculo mafioso, cargando todas las fichas al destino del "caradura" hoy un anciano que por sus antecedentes es culpable de su gestión y la del experimentado negociante, pero es un anciano con ciertos privilegios en la ejecución de su condena que habrá de llegar aunque se muera antes. jajajaj!!!!

¿Todavía piensan amigos que se lucha contra la corrupción?



No hay comentarios: