Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

martes, 7 de febrero de 2017

TACOS DE 10 cms. PARA LOS HOMBRES - ¡¡MUY PRONTO UNA REALIDAD!!

El Comercio 07-02-2017
Javier Díaz-Albertini

Sociólogo y profesor de la Universidad de Lima

Sexo apunta a definir las diferencias biológicas que existen entre hombres, mujeres e intersexuales. Es decir, aquellas características –presentes y potenciales– con las cuales nacemos y que desarrollamos biológicamente durante nuestras vidas. En términos jerárquicos, la gran diferencia es la constitución cromosomática (XX, XY y otras variaciones) que, al fin y al cabo, es lo que concatena buena parte de las demás diferencias biológicas.

Por su parte, género se refiere a los procesos culturales y psicosociales sobre los cuales se construye la definición de la masculinidad y feminidad (SIC). Que el color rosado y la falda sean femeninos es cuestión de género porque no responde a ninguna predisposición genética. Estas convenciones cambian constantemente producto de fenómenos sociales, económicos y políticos. Género es también un concepto que nos permite ver cómo, detrás de estas definiciones, hay un juego de poder que aún se inclina a favor de los varones (patriarcado).

MI COMENTARIO

Sólo estos dos párrafos he copiado del artículo  del señor Díaz Albertini, que acaban de leer.

No soy sociólogo sin embargo como cualquier humano medianamente inteligente, proceso la información y luego opino.

Cuando se habla o escribe sobre “construcción social”  es inevitable pensar en las múltiples posibilidades brindadas por  la sociedad que asociadas a las decisiones de sus miembros  determinan el futuro de cada individuo, en consecuencia, deben ser de tal magnitud que impulsen al humano a comparar esas alternativas, así por ejemplo, la sociedad y la terrorista desigualdad que sufre, particularmente los más pobres,  obligará, primero a los padres a esforzarse por proporcionar a sus hijos la mejor educación que puedan conseguir , los hijos pueden o no valorar tal esfuerzo, mas lo concreto es la existencia de tal posibilidad; Lo que deseo clarificar es: LAS POSIBILIDADES O ALTERNATIVAS OFRECIDAS POR LA SOCIEDAD no pueden ser  inexistentes o de naturaleza tal que no merezcan la atención de la mayoría de individuos de la sociedad que fuera.

La homosexualidad NO es una alternativa en la sociedad que se pueda construir con el paso del tiempo, es  la conducta minoritaria de un grupo de individuos inconformes con su sexo y esta inconformidad no es producto de las alternativas  que ha tenido para escoger y labrar su futuro, como sería: “no me da la gana de estudiar, voy a ser un maestro pintor de brocha gorda”, esta es la decisión del individuo revelándose  contra los deseos de sus padres y en especial de los esfuerzos que realizaron, fatalmente en nuestro País y por la pésima educación recibida  es una a la que quedan encadenados muchísimos jóvenes compatriotas, un homosexual asume la conducta y el deseo del sexo opuesto porque así se siente “realizado”, LA SOCIEDAD NO PROMUEVE  LA HOMOSEXUALIDAD, TAMPOCO ES UNA ALTERNATIVA O POSIBILIDAD  PARA EL  FUTURO DE NINGUNO DE SUS MIEMBROS, los homosexuales especialmente LOS RICOS son una minoría insignificante y son estos pendejos los que promueven a nivel mundial INCORPORAR a la curricula escolar la conducta homosexual  de suerte que, dentro de veinte años LA HOMOSEXUALIDAD sea vista tan normal como la heterosexual, como ahora leo en alguna propaganda, “hombre que se respeta también se maquilla”, jejejeje!! El señor Díaz Albertini seguro que está en este grupo y entre los que quieren detener el crecimiento geométrico  de la población mundial.

Diaz Albertini  en el primer párrafo que comparto, fresco como una lechuga escribe sobre “macho”, “hembra” e “intersexual” siendo que esta última definición sólo y en escasísimos casos es lo que antes se conocía como “hermafrodita” un sujeto que no terminó de desarrollar definitivamente el sexo que le corresponde, todo un problema médico a la hora decidir que sexo debe adoptar, jejej!! Díaz Albertini  debe averiguar un poco más, también escribe de los cromosomas XX e XY y demás variables, jejeje!! Deben despedirlo como  profesor, todas las demás combinaciones dan origen a un ser humano defectuoso.

La “construcción social” para Díaz Albertini de la masculinidad y femineidad es  terminar con estereotipos de que el rosado es para las mujeres y que los tacos también puede ser parte del vestuario de un hombre (bueno no lo escribe pero es como si lo escribiera, jejeje!! De pronto Diaz Albertini anda muy alborotado ante la posibilidad de ponerse “tacos de 10 cms” y pasear  muy orondo por la Plaza San Martín).



No hay comentarios: