Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

jueves, 23 de febrero de 2017

No existen los enigmas, tampoco la igualdad entre desiguales y el oscuro y revelador pensamiento de un rico.

Nuevamente de a tres, no existen los enigmas, tampoco la igualdad entre desiguales y el oscuro y revelador pensamiento  de un rico.


He aquí un nuevo planteamiento.



Una obsesión sin futuro.


El problema con esas profecías milenaristas es que no sirven de mucho. Las convocatorias universales a que la sociedad civil se una para salvar al Perú desvían la atención y resultan imprácticas. La gente tiene que regar su jardín, cuidar a sus hijos e ir a trabajar. No tienen tiempo ni manera de ser protagonistas de un movimiento iluminado de transformación nacional en la hora presente.
Si la historia sirve para aprender algo, lo cierto es que este sapo de Odebrecht nos lo vamos a tragar de alguna manera. Sin necesidad de convocar a los peruanos de buena voluntad a reinstalar una sociedad justa y sana, donde los niños no tengan caries y todos los ancianos sonrían en sus últimos años.
En otras palabras, ha llegado la hora de trabajar en el plano de lo realmente posible y dejar de creerse Francis Fukuyama. Jamás como hoy la patria lo demanda de sus mejores hijos


MI OPINIÓN

En el primer caso  las modificaciones propuestas, por el responsable del artículo, al Código Civil apuntan, como el mismo expone en el último de sus párrafos, a desaparecer el concepto de matrimonio como se legisla en el Código Civil y celebrar tantos matrimonios como intereses existan para contraerlo.

¡Todo vale si lo que se desea es el libertinaje!, jejeje!! ¿Qué otra cosa se puede pensar si lo que se propone queda sujeto no sólo a conductas y gustos, sino al libre albedrío de cuanto humano desee para vivir en pareja?

En el segundo, los pervertidos del frente amplio han presentado un proyecto de modificación al Código Civil, específicamente el artículo 234º que en su momento comenté, me asombra que haya sido suscrito por un ex – cura, motivo por el cual –aunque ni cosquillas emocionales causen al señor Marco Arana- El frente amplio como el partido de la japonesa no deben tener la mínima oportunidad de gobernar, ¿Por qué? Porqué quien se atreve a enfrentar el DERECHO NATURAL A LA VIDA está en condiciones de atentar contra todos los valores morales que rigen la vida en la  sociedad peruana.

Finalmente en cuanto al “bondadoso” señor Giuffra, he resaltado algunos de sus fundamentos para que se valoren en su exacta dimensión.

Este pobre ser humano no ha salido de su burbuja de confort, expoliación y explotación de sus semejantes para gozar de los beneficios que el perverso sistema capitalista le otorga a los ricos el resto, mientras sirvan para alcanzar su estado de bienestar serán soportados, cumplida la finalidad pueden morir al día siguiente, fatalmente la desigualdad, por ahora, no alcanza esos niveles de horror.

Termino indicando que,  si en algún momento fue instalado “algo” quedando sin efecto la función para la cual se creó por la razón que fuere, SÓLO EN ESE CASO se puede REINSTALAR ese “algo”.

El “bondadoso” señor Giuffra debería releer sus comentarios antes de publicarlos, no tiene necesidad de poner en blanco y negro todos sus apetitos que, por lo demás, son archiconocidos.





No hay comentarios: