Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 10 de febrero de 2017

¿Cómo debo proceder si tengo un hijo homosexual?

http://diariocorreo.pe/opinion/alumnos-en-debate-sobre-educacion-sexual-730230

El señor León Tratenberg en el enlace anterior le pregunta a los padres, en especial a los que se oponen a la "identidad", "igualdad" o "ideología" (el nombre es lo de menos) de género, ¿como enfrentarán la posible discriminación y maltratos que sufrirían  uno o más de sus hijos si fuera homosexual?.

El señor Tratenberg es amplio conocedor de la problemática educativa y tenía el mayor respeto por sus opiniones o comentarios. 

Tengo entendido que este señor se educó en Holanda, curiosamente el primer País en el Mundo en aprobar el "matrimonio" entre homosexuales sólo como dato referencial y que este año (2017) cumple exactamente diecisiete años de esa decisión.

Es ilógico, fuera del sentido común,  -según nuestras experiencias- comparar el agua con el aceite, que en cristiano castizo tiene la pretensión de igualarnos con sociedades mejor educadas, altamente especializada y de un gran nivel cultural, con un pueblo ignaro, cuasi delincuencial, abierto a toda clase de inmundicias y perversiones, donde el respeto y el orden son la excepción  al común actuar de su población.

Este señor formula una pregunta que esconde muy bien el concepto moral del que está hecho sólo aplicable a humanos capaces de diferenciar, aceptar y compartir con aquellos que por su CONDUCTA es un espécimen diferente y no por ello ajeno a la preparación media de sus coetáneos y con las mismas posibilidades de éxito, de suerte que ser homosexual (QUE NO SIGNIFICA en modo alguno pretender ser mujer -la ciencia no ha llegado tan lejos todavía- sino el gusto por humanos del mismo sexo, los disfraces sólo son el ropaje externo, grotesco y pervertido de los homosexuales que acceden a usarlos) es sólo un accidente todas sus demás capacidades serán valoradas en su exacta dimensión. 

En este punto  pregunto al señor Tratenberg y  a todos los que defienden la enseñanza de la identidad o lo que sea de género en nuestras escuelas, ¿tiene amigos homosexuales y si sus hijos tuvieran amigos homosexuales, compartirían con ellos la vida familiar, amical y de relaciones sociales con personas cuya CONDUCTA que, según entiendo, para ellos es absolutamente normal? si la respuesta es sí, ¿estarían satisfechos que de estas relaciones sus hijos heterosexuales empezarán a mostrar CONDUCTAS homosexuales ¿las alentarían? y ¿aceptarían que se "casaran" y vivieran en el seno de sus respectivos hogares, los visitarían de no ser así?.

Todo lo anterior no responde la pregunta concretamente agrega por el contrario mayores complicaciones, ¿la familia y la escuela son dos instancias en el desarrollo síquico y somático de nuestros hijos y su finalidad (para Holanda sin duda) es ofrecerles todas las herramientas que permitan tal aspiración; Existe una UNIÓN INDISOLUBLE "familia/escuela" no puede la escuela dispararse por donde le da la gana, ¡¡tiene un rol!! su complemento la familia y esta debe estar absolutamente convencida que la escuela COMPLEMENTA las enseñanzas que rigen la vida familiar.

La homosexualidad felizmente es minoritaria y NO puede la escuela abrir esta puerta sin que la familia esté convencida de su utilidad futura, por tanto, si una familia tuviera un hijo homosexual ES SU DEBER y NO de la escuela, comportarse a la altura del reto, ES ELLA la que debe darle el soporte y la fuerza necesaria ante los ataques discriminatorios de la mayoría para que su futuro y eventual éxito sea producto de su esfuerzo y aun cuando sea diferente, obtenga el reconocimiento a sus cualidades y calidades personales.

Un salón de clases con alrededor de 40 alumnos en el que exista un niño con conductas inocultables de homosexualidad NO puede por ese hecho educar a los 39 restantes dando lecciones de normalidad a esta conducta.





No hay comentarios: