Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

martes, 20 de diciembre de 2016

Andrés Calderón, El Comercio y el Derecho a la Verdad

Andrés Calderón – “Mermelada naranja” – El Comercio – Edición digital 19 y 20 de diciembre de 2016

Comparto los dos últimos párrafos del artículo en referencia:

“La prensa no merece un trato especial. Si un político no está de acuerdo con una columna de opinión o con un editorial, que lo diga y sin piedad. Si no les gusta este artículo, desmenúcenlo y conviértanlo en puré. Pero con hechos y argumentos, no con falsedades ni ataques personales.

No deja de ser paradójico que el vocero de Fuerza Popular haya utilizado lo que dicen algunos periodistas para despotricar contra otros. Porque si, bajo su entendimiento, el que defiende una causa se convierte en mermelero, entonces (opción C), no es la mermelada periodística la que le preocupa, sino el sabor”. 


COMENTARIO:


El articulista  publicó en El Comercio (edición digital 05-12-2016) bajo el título "Mentir no cuesta nada"  el siguiente  párrafo:

"Cuando nos resignamos al discurso falso, y ni siquiera lo penalizamos con la vergüenza y el reproche público, renunciamos también al valor que produce el discurso verdadero, el intercambio real de ideas, el aprendizaje a través de la crítica".


En el que da pie a esta opinión (“Mermelada naranja”)  repite lo mismo con una “ligera” modificación, sólo los políticos tienen derecho a desmenuzarlo y  convertirlo en puré, es decir el ciudadano no goza de esa prerrogativa aun cuando con “cachita” el Diario que le brinda la tribuna publique “comentarios de sus lectores”, jejejeje! A mi jamás me publicaron uno, hace mucho tiempo que no me molesto en comentar pues pierdo tiempo valioso y agrega el señor Andrés Calderón que “La prensa no merece trato especial” sólo exige pruebas no con falsedades ni ataques personales (imagino que alzar la voz se interpretará como “ataque personal” por este señor y la  prensa, jejejeje, beneficios de la “democracia peruana” y del poder de lo injusto).


Bueno pues le presento pruebas de que su discurso se estrella contra la realidad y el poder de quien le permite publicar sin miedo a ser “interpelado” por ciudadanos y políticos.


El reto que propone señor Andrés Calderón no vale ni el peso de las letras con las que está escrito, si piensa lo contrario este blog y su insignificante capacidad para difundir el pensamiento está abierto a todas las opiniones y a todas habré de responder.


Finalmente una precisión no guardo el mínimo aprecio por la “reina del sur y sus secuaces” o digo mejor por la japonesa y el séquito de impresentables que le besan los pies, ahh y este no es un ataque personal a usted.


No hay comentarios: