Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

domingo, 28 de mayo de 2017

Maritza Espinoza y los giles del facebook


La señora Maritza Espinoza escribe este curioso artículo, no lo hubiera leído sino es por la palabra “grupete” (me pareció despectiva) y al averiguar en la Red, su significado  hace referencia a un pequeño “grupo”, en fin, a pesar del correcto uso de la palabreja no me gusta cómo se oye, supongo que corresponde al estilo de la articulista, continué leyendo  y comparando lo que leía con la realidad, hace meses (seis) cerré mi cuenta en Facebook pero en mi memoria están muy presentes las características de “los gileritos” incluso este viejo puede encajar en una de esas definiciones.

Muy bien, el artículo me recuerda DE LA REALIDAD que el macho es por naturaleza perseguidor y la hembra se deja perseguir, también me recuerda lo estúpidos que somos los hombres frente a inmaculadas, inteligentes y despampanantes hembras como la señora Espinoza Maritza;  Por ejemplo, si cualquiera de las representantes del sexo “débil” como la propia columnista o las del  grupete de la tertulia sobre los “gileritos del Facebook”, nos hace un guiño de ojo o  sonríe sexualmente o  acosa en los ómnibus acercándose al sujeto sentado más de la cuenta o  rozan sus pechos con nuestra humanidad si van de pie, el acosado o receptor de miradas y sonrisas NO puede quejarse “pobre maricón” de inmediato le dirían y no las que lo acosaban o usaban otras técnicas para tenerlo comiendo de su mano que es lo que sucede normalmente, el macho perseguidor sucumbe al cualquier encanto de la hembra que “quiere algo con él” incluso robarle porqué le vio la cara de cojudo.


Me parece bien el artículo si sólo fuera para las mujeres, cosas peores se ven de la especie humana en la que comparten roles protagónicos ambos sexos, pero aceptar que el hombre es su perseguidor algo que por naturaleza le agrada a la mujer y convertirlos en unos idiotas y limosneros de sus favores y no sexuales sino de simple reafirmación de su condición de perseguidor pienso que no sólo es un insulto es abusar del poder que le da la tribuna que tiene y NO contribuye al respeto que las hembras exigen con la voz en cuello.

Veamos lo que las propias mujeres reclaman el día de hoy en el siguiente enlace:


Fátima Toche: Fujimorismo, enemigo de las mujeres

En un acto vil y canalla perpetrado principalmente por el fujimorismo, el día jueves el Congreso aprobó la eliminación del enfoque de Derechos Humanos, género e interculturalidad en la Ley de Organización y Funciones del Ministerio del Interior. Ello quiere decir que en el diseño de políticas públicas y ejecución de acciones de protección derechos de dicho sector, no se incluirá el enfoque que considera la situación especial de vulnerabilidad de las mujeres, la comunidad LGTBI y los pueblos indígenas.


Lo anterior es gravísimo teniendo en cuenta los estudios –Ver Informe de Supervisión de Comisarías de la Región Lima de la congresista Indira Huilca– y denuncias, en los cuales se evidencia que los efectivos policiales en un gran porcentaje no cuentan con capacitación ni criterio adecuado para atender casos de violencia de género. Las mujeres y personas LGTBI se enfrentan al rechazo de sus denuncias, desinformación o una revictimización por el maltrato al que son expuestas en comisarías en todo el país. A este paso nos quitarán el derecho al voto.

La señora  Fátima como la señora Maritza empujan el tren en la misma dirección aquella exponiendo los débiles que son y esta conjuntamente con su "grupete" haciendo uso y abuso  de un poder que no merece coloca  a los hombres en la cavernas del idiotismo y   malsana actitud de conquistador agreguemos a ello el trabajo de la señora Miloslavich quien pretende que las mujeres que ingresan a la política sean tratadas por sus ocasionales adversarios en un proceso electoral con guantes de seda aunque en el ejercicio del poder sean corruptas como los son todas las autoridades elegidas o no por el voto popular.

Es una contradicción que linda con la estupidez más ordinaria y salvaje, reclamar  igualdad si por naturaleza somos desiguales, tanto que la igualdad demandada termina cuando la conveniencia lo exige, jajajajaja!! además, en los hechos los abusos del poder se cometen de uno y otro lado y si clasificáramos estos abusos las mujeres con la colaboración de muchos retrasados mentales -políticos y periodistas principalmente-, presentan a los hombres como violadores y golpeadores como si las "víctimas" fueran émulos de Santa Teresa de Ávila.

Ya estuvo bueno de joder sin reconocer la maldad que anida en el comportamiento de la mujer como prueba indestructible de la condición humana.

No hay comentarios: