Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

miércoles, 31 de mayo de 2017

¿POBREZA ES IGUAL A MENOS CEREBRO?


Es un artículo tan interesante como todos los “estudios” realizados por científicos para demostrar, por ejemplo, que comer fresas desarrolla los glúteos de una mujer más que las que no las comen, sin considerar por qué deben ser más grandes que sus naturales nalgas.

No obstante lo anterior y el negativo concepto  que tengo de esos “estudios”, seguro estoy que la pobreza afecta el rendimiento de las personas no tengo la menor idea si da lugar al desarrollo imperfecto del cerebro que muy bien puede compararse con el crecimiento motriz de un niño desnutrido.

Este estudio se va al canasto con ejemplos como el que sigue:

1. Sobrecarga mental

"Pídele a un grupo de personas que memorice una serie de siete dígitos, ¿pueden recordar 7, 4, 2, 6, 2, 4, 9?", propone Eldar Shafir, profesor de ciencia del comportamiento y políticas públicas en la Universidad de Princeton (Estados Unidos).

"Mientras guardas esto en tu memoria de corto plazo, intentando no olvidarlo, tu mente está literalmente llena. Tienes menos espacio cognitivo para otras cosas", explica.

Gran parte del trabajo desarrollado por Shafir sugiere que vivir en una situación de pobreza, teniendo que hacer malabares con los pocos recursos que se tienen y en constante preocupación por cómo vas a llegar a fin de mes, se asemeja a tener esos siete dígitos en tu cabeza todo el tiempo.

"Esto hace que se te olviden otras cosas, tienes una capacidad de atención limitada", señala.

En su trabajo por probar la relación directa entre la pobreza y el funcionamiento del cerebro, el profesor ha realizado distintos experimentos.

En uno de ellos les dijo a personas de escasos recursos y personas bien situadas lo que tenían que hacer frente a una reparación de su vehículo.

A unos les dijo que iba a costar 150 dólares, y para otros la cuenta ascendía a 1.500 dólares, sin importar su posición económica.

A continuación les entregó a todos una serie de pruebas cognitivas.

Al analizar los resultados, Shafir observó que los ricos se desempeñaron igual en las pruebas, independientemente de la cantidad que tuvieran que pagar en el taller.

En el caso de los más desfavorecidos, se desempeñaron mejor cuando la factura del auto era inferior.

MI OPINIÓN

Si es un tema de la realidad, de pronto la gringa, porqué por estos lares que un pobre tenga un vehículo es una estupidez o un sueño imposible salvo que sea el sustento del hogar y si sólo es una prueba no presente en la realidad NO encuentro explicación alguna  a la razón de  preocupación para resolver la preguntas que se les hicieron conociendo esta necesidad, POR OTRO LADO, si se es pobre y se tiene un vehículo y éste es el sustento de la familia pues se utiliza para prestar servicio público la prueba está muy mal diseñada pues quien pierde la fuente de sus ingresos su capacidad de razonar se llenará con encontrar la forma de repararlo sea que cueste 160 o 1500 Dólares tenga o no tenga el desarrollo pleno de su cerebro y goce o no  de todas las facultades que éste otorga. Además, si el propietario del vehículo ha sido previsor y de sus ganancias ahorró algo para la contingencia sólo existirá preocupación si el ahorro es insuficiente o que los daños superen el costo que cubre el seguro o no esté contemplado en la póliza correspondiente  que está obligado a contratar aun en el Perú.

Finalmente la pregunta final NO la pude responder, me importó un “chinche” guardarla en mi memoria pues no era esa la intención del artículo. Más, reconozco que deben existir sólo entre los que han leído la nota y estos apuntes gente con mayor capacidad memorística y desde luego más inteligente que este Abogado y podrán resolver la pregunta acertadamente.

¿Recuerdan la serie de siete dígitos?

No hay comentarios: