Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 12 de mayo de 2017

Roncagliolo y una cita con la inmoralidad


Santiago Roncagliolo al igual que Jorge Bruce  (La República hace muchos días)  menciona en el artículo del enlace que comparto a “los perdedores”, en el caso de Bruce su comentario es más general en cuanto al concepto “perdedores” y esa generalidad lo lleva a equivocarse, Rocagliolo se centra en la película que hoy comenta y:……… un par de párrafos del artículo:

“La última tarde” retrata la derrota inapelable de quienes pensaron que este país solo podía cambiarse por las armas. Los personajes de la película se salvaron de la cárcel y la tortura, pero lo perdieron todo: sus sueños, sus amores, su identidad. Se plantearon metas tan inalcanzables que se condenaron a sí mismos a la melancolía. Ahora tienen que reconciliarse uno con otro para poder vivir consigo mismos”.

COMENTARIO:
Roncagliolo está en un dial distinto a la inteligencia que se le reconoce, me pregunto y lo hice también con la crítica de Jorge Bruce pero en otro escenario narrativo, ¿Qué miércoles está  haciendo la oposición venezolana?, ¿Están jugando a la guerrita como lo harían dos amiguitos de 6 o 7 años o lo que pretenden es recuperar lo que se le haya quitado?
¿Perdieron todo?, que estúpida y pérfida esta conclusión, nadie que lucha contra las injusticias aun cuando pierda, puede motejarsele de perdedor, siempre será ganador.

¿Metas inalcanzables? ¿Qué metas  las que motivaron la unión o aquellos que dieron nacimiento a un movimiento reivindicativo?, ¿Qué clase de humanos son personas que, después de 20 años y con el fin de solucionar la situación jurídica afectando su realización personal no son capaces de superar su fracaso amoroso cualquiera sea la causa de la ruptura?, No he visto la película pero he leído varios comentarios y bueno es imposible dejar de relacionarlos, En consecuencia, dos personas que lucharon contra la opresión, el abuso, la mezquindad, la infamia, deben reconciliarse consigo mismas NUNCA fueron los revolucionarios que Bruce, Roncagliolo y el tal Calero supuestamente le asignan a sus personajes.

“Y sin embargo, ambos bandos no son iguales. El Estado peruano tiene ventaja moral, porque ha pedido perdón. Ha reconocido el dolor que causó, invertido en que no se olvide y castigado a muchos criminales de su propio lado. También ha cambiado de estrategia: hoy, a los senderistas del Vraem no se les combate con un genocidio porque es estúpido, criminal e injusto. La guerra le enseñó eso al Estado. No está claro, al ver a los senderistas, qué aprendieron ellos.”

COMENTARIO:
Roncagliolo está perdido en un mundo mágico, irreal e inmoral, ¿El Estado pidió perdón?, je, ¿Qué clase de perdón puede ser el que solicita perdón después de haber matado para luego continuar matando?, Las causas que dieron mérito a la aparición de SL hoy siguen intactas y Roncagliolo nos viene a contar cuentos de perdón, NO pues, que Calero, Bruce y Roncagliolo presenten la obra en algún concurso cinematrográfico, les aseguro que vencerán, pues quienes evaluaran la obra son gente del sistema y de su misma calaña.
“Sendero y sus amigos deberían ver “La última tarde”. En el cine aprenderían que no basta con reprochar el pasado: también hay que reconocer el dolor ajeno. Quien no es capaz de pedir perdón, no tiene derecho a reclamar comprensión”.
Corro traslado de la frase resaltada  a la familia del preso de la DIROES.



No hay comentarios: