Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 20 de enero de 2017

LA MUJER ES DUEÑA DE SU CUERPO, LIBERTAD + IGUALDAD = MAS HUMANIDAD

LA MUJER ES DUEÑA DE SU CUERPO

El día de ayer jueves 19 de enero de 2017 en Radio San Borja (5.00 pm) se entrevistó a una señorita perteneciente a un movimiento que “lucha contra el odio al homosexual”.

El entrevistador preguntó y la señorita respondió, ¡libertad!, ¡igualdad! Necesitamos una sociedad más humana.

Cuando le preguntan a la entrevistada por la posición de su movimiento respecto al aborto, contestó: Apoyamos la libertad, la mujer es dueña de su cuerpo y debe decidir.

Rescatemos tres conceptos fundamentales.

Más humanidad, libertad e igualdad.

Los dos últimos son el fundamento para enseñar a los niños que vayan descubriendo su sexualidad y las particularidades, conductas y gustos en este tema.

Libertad + igualdad = más humanidad.

Muy bien, dejemos el asunto de los homosexuales aparte y centrémonos en la capacidad de perpetuar la especie de los seres humanos, tema indesligable, ideclinable e inevitable si el empeño de la nueva curricula escolar para niños de primaria es demostrar la igualdad entre varones y mujeres.

La mujer NO puede concebir sin el auxilio del hombre físicamente o con la jeringa respectiva que introduzca el líquido seminal para que pueda ser fecundada, felizmente, el milagro de la vida es con la participación de dos.

Los bebes no aparecen en el vientre de una mujer por arte de magia, al menos en este punto pienso que cuento con la aceptación de cualquier mortal por muy torpe o ignorante que pueda ser.

Los niños de seis años en adelante irán conociendo su sexualidad y la igualdad entre ellos y las niñitas poco a poco, también la libertad de tomar las decisiones que (recuerdo a la entrevistada a la que me he referido líneas arriba) le permitan una vida plena.

Perfecto, el acto sexual puede ser el punto más alto del amor entre una mujer y un varón, también el resultado de una pasión incontrolable (varón y mujer), ambos se tomaron con absoluta libertad, más la cópula deja consecuencias LA PERPETUACIÓN DE LA ESPECIE, si se realizó por ese amor que no puede quedarse en besos inocentes, es posible que, de resultar la mujer embarazada  por mandato natural y regalo divino, ambos estén muy contentos y esperarán con ansias, temor y un amor inalcanzable la llegada de su hijo.

Mas si el encuentro entre ambos se dio por la pasión desbordante y atracción del uno por la otra y viciversa, esta decisión al igual que la anterior se tomó por los dos con absoluta libertad, el quedar embarazada no estaba en los cálculos de ninguno de los dos, pero ¡quedó embarazada!,

¿Qué hacer?, según la teoría de la entrevistada y de muchos movimientos feministas en el mundo, como la mujer es dueña de su cuerpo, se acostó con un hombre porque le gustaba no por que lo quería (absolutamente normal) en uso de esa libertad entregó su cuerpo a un hombre porque deseaba que la tocara, que la penetrara y ser feliz en esos minutos de arrebato, pasión y lujuria.

En uso de esa misma libertad y pensando en lo mejor para ella, el individuo con el que se acostó no cuenta, debe decidir si quiere que la vida que se desarrolla en su vientre termine por ver la luz esperará nueve meses. De .lo contrario matará al feto por su sola decisión, el individuo con el que durmió no puede decir nada ya que como es dueña de su cuerpo y que el embarazo es un asunto que no contó con la capacidad de engendrar de este, nadie le puede joder la vida obligándola a tener un bebé que no deseaba y pues, que pena, pero debe morir.

Puede que la identidad de género no llegue a enseñar con tanto salvajismo la decisión de una mujer, espero que doren la muerte con algo totalmente distinto a la compasión.

El asunto no termina acá, estamos hablando de libertad, tener un hijo es un acto de libertad, salvo que la mujer salga embarazada de un acto de violación y puede proceder matando al bebé como acabo de explicar, siguiendo la teoría de la libertad y que es dueña de su cuerpo.

Si una mujer se acuesta con un hombre porque le gusta físicamente y al revés obviamente, que salga embarazada es un riesgo que ambos enfrentan y se comportarán con el cuidado correspondiente, más el sexo es pasión descontrolada  y en el climax pueden olvidar el cuidado que debían tener y el hombre deposita su semilla y con ella el embarazo.

Naturalmente las cosas recién empiezan, en uso de su libertad y como es dueña de su cuerpo decide tener a la nueva vida que no imaginaba, no cuenta tampoco para nada el sujeto con quien se acostó sin cuyo aporte hubiese sido imposible que se embarace, como es dueña de su cuerpo, el hombre, imagino en esta teoría,  lo debe tener hipotecado,  no sé cosas del siglo XXI que nadie entiende.

Como en uso de su libertad escribo,  decidió tener a su bebé sin que el padre tuviera ninguna participación en esa decisión, igualita a la que tomó para matarlo, en tanto es dueña de su cuerpo y de la vida que ha cuidado durante nueve meses, tampoco como es obvio e indiscutible sin pedir nada al padre menos exigirles que contribuya a la alimentación, educación, desarrollo  y cuidado de su hijo (de ella).

Espero que la identidad de género se preocupe también de enseñar a los niños desde los seis años de edad que están vivos gracias al amor y decisión de sus padres y cuando corresponda al amor y decisión de su madre pues el padre nunca contó, exigencia a cumplir  si hablamos y defendemos la libertad y la igualdad en  todos nuestros actos que  deben estar impregnados de esos conceptos y no existe según ellos, ninguna diferencia entre la vida y la muerte, la mujer en pleno Siglo XXI es lo más cercano a Dios desde la existencia de la humanidad, también ello deben enseñárseles a los niñitos desde los seis años de edad.

Libertad + igualdad = más humanidad.





No hay comentarios: