Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 20 de enero de 2017

¿Y si estoy equivocado?

El 29 de mayo de 2015 se publicó una noticia sobre la homosexualidad  en El Comercio (Perú) que comienza así:

“Tenemos que lidiar con el mundo tal cual es, no como desearíamos que fuera”, dijo esta semana el ex Secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates. Sus palabras reflejan el pragmatismo propio de un funcionario de su especialidad y trayectoria —Gates fue antes director de la CIA— y también cierto grado de resignación".

"Las cosas son como son, no como tu quieres que sean" fue la respuesta que me dio un alemán gerente de una empresa para la cual trabajaba por los años 90, a raíz de mi despido porque decidí integrar el Sindicato y apoyar la Ley Industrial dictada por el General Velazco.

Decidí buscar información sobre el "matrimonio" homosexual  con el ánimo dispuesto y la mente abierta para comprender si estoy equivocado en mi férrea oposición al "matrimonio" homosexual. 

La información es abrumadora, alcanzando a leer una que otra nota, de pronto, pensaba,  podría cambiar mi forma de ver al homosexual y los "derechos" que reclaman y me encontré con esta noticia, en Irlanda (su Capital Dublin)  el 23 de mayo de 2015 se llevó a cabo un referendum para que los irlandeses decidieran en la urnas si querían o no el matrimonio homosexual, el si ganó con 62% de los votos contra el 38%  que apoyaban el no; pero lo más importante según me enteré es que Irlanda es el País más católico  del Reino Unido y probablemente de toda Europa, con una participación del 60%, la más alta según dicen de todas las elecciones celebradas en ese País que tiene 70,000 m2 de extensión con una población que se acerca a los  6 millones de habitantes, también informaron que la participación de los jóvenes fue decisiva.

Me he quedado impactado y necesariamente obligado a preguntarme ¿Que ha pasado aquí?, por tanto decidí seguir buscando, pero no he podido encontrar además del referendum la Ley que desarrolla el nuevo derecho por el que los irlandeses votaron; Por ello, como en el caso de México agradeceré me proporcionen la norma que lo contiene.

Volviendo al Perú, ¿Porqué no se somete a referendum el "derecho" que los homosexuales señalan que no tienen y que les impide ser felices, en este punto hago un paréntesis, a raíz del resultado en Irlanda se publicaron mucha fotos, una de ellas realmente me conmovió, la mayoría NO, eran dos hombres juntos, uno pegaba su frente en la frente del otro, era tal el sentimiento que mostraba que no dude un segundo en reconocer toda la felicidad que lo embargaba.

¿Porqué no un referendum? los homosexuales alegan que, como somos un País católico altamente influenciable el referendum sería sepultar "su felicidad" sólo Dios sabe hasta cuando.

Tal vez esta sea la intención también de llevar el debate por el lado religioso para que en un punto determinado se acepte el referendum.

Soy viejo, criado en otra realidad PERO PENSANTE y no he leído ninguna razón distinta de las que se debaten en el Perú sobre las razones por las cuales debe legislarse y aprobarse el "matrimonio" entre homosexuales.

Si pues la vida es como es no como quisiera que fuera, pero debo comunicarles RECONOCIENDO que ello es así, la legislación que se busca en favor de los homosexuales y que tiene su punto de partida en la educación de nuestros hijos NO para que sean homosexuales sino para vayan entendiendo que un hombre puede ser hombre físicamente pero mujer mentalmente, un tema muy, muy, complicado y un adelanto del proceso de conocerse a si mismo QUE REPROBARÉ HASTA MI ÚLTIMO ALIENTO, un niño de seis no puede cumplir diez si primero no ha pasado los siete, ocho y nueve años cumplidos.

En cuanto a los homosexuales y sus "derechos" deben ser hombres y mujeres de convicción y si están luchando por lo que consideran justo que acepten el referendum propuesto por el Cardenal.




No hay comentarios: