Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 16 de junio de 2017

EL CUENTO DE LAS MIL PALABRAS

En el mes de enero del presente año la Revista "Caretas" debió dar el resultado de su concurso "El cuento de las mil palabras" no lo hizo y a fines de febrero me acerqué al local de la empresa para enterarme del resultado. No hay nada señor, si gusta le doy el teléfono y cuando llame pregunte por la señorita ....Zileri (he olvidado el nombre, me disculpo por ello), han pasado casi cuatro meses desde entonces y no he leído nada sobre el resultado, en verdad tampoco me he interesado, total los cuentos se entregaban en la portería de la empresa y no se firmaba ningún cargo de haberlo recibido, en consecuencia la relatividad de los sucesos que pudieran haber acontecido no daban ninguna oportunidad para reclamar, así que he decidido compartirlo con todos ustedes.

Debo indicar que redactarlo me demoró un par de horas, la revisión la realicé en los días subsiguientes y en verdad casi no lo modifiqué, Estaba en mi Oficina y ante mis ojos en un diario capitalino su portada mostraba al ganador de las elecciones norteamericanas.

He aquí el cuento, cuya segunda parte publicaré el día de mañana 17 de junio de 2017:

LA MAÑANA   NO LLEGÓ
Seudónimo: Leónidas

Quince minutos demoraron en   regresar de la pensión, sólo  dos cuadras los   separaban de  la oficina, le preocupaba la lentitud al  caminar de su esposa, son los años, le turbaba pensar en la muerte, lo desconocido siempre lo angustiaba, mientras “Morfeo” se apoderaba completamente de su compañera.

Al iniciar la computadora reparó en uno de los tantos “post” –anuncios, propaganda, pensamientos ajenos hechos nuestros-, así deberían llamarse”-  ¿tiene algún significado “post” en nuestro idioma?, compartidos en las redes sociales por los navegantes de la web, en este “anunciaban” el  concurso: “El cuento” ponían especial énfasis en el tiempo,  apenas dos semanas para presentarlo.

 No dudó, ¡participaría! Debo escoger un tema enseguida, de esos que laceran los sentidos, su esposa despierta de su profundo descanso por dos segundos,  lo mira con la sonrisa de una niña esperando encontrarlo y vuelve a dormir.

Transcurren varios minutos se distrae con una noticia, la muerte de una joven supuestamente violada por miembros de la policía nacional,  archivaron la investigación alcanza a entender de la lectura, no estaba en servicio es la excusa, pobre mujer y una risa salvaje sacudió sus entrañas.

¡No tenía un tema!  Se lamentaba y extendió la mano buscando su  taza de café, pero nunca hubo café en la oficina, defecto de principiante dadas las circunstancias, su esposa abre nuevamente los ojos, balbucea algo no entendible, en    sus ojitos achinados brilla la confianza, se acomoda en el sillón y regresa al mundo de los sueños.

La  avenida frente a su   oficina, ubicada en un segundo piso, está atestada de todo medio de transporte, tanto que el tráfico parece detenido, mira su reloj,  noventa minutos sin ideas, debe salir pero desea continuar, piensa…,  no, no  se va, pues si ahora  el entusiasmo de escribir lo motiva no lo retomará mañana, existen otros retos y debe asumirlos.

Le quedan pocas palabras y su primer puesto no cuaja, renegaba agitando sus pequeñas manos, su esposa nuevamente abrió los ojos y los cerró de inmediato, sin antes limpiarse la boca con su mano derecha, algo de saliva se acumula en los lados de la boca, le pasa a él despierto o dormido.

La desigualdad establecida en nuestra sociedad no es un tema de impacto, tampoco el racismo o la migración asentada esta última en la esperanza, como el prototipo de la  “fórmula 1” en el cerebro de sus compatriotas, todos la quieren probar.

Podría ser un éxito  si se dirigiera al sector adecuado,  ese que se rasga las vestiduras cuando suceden incendios, violaciones, corrupción, críticos de los fariseos y de sus  comentarios afectando la dignidad de los menos favorecidos sin genuina convicción, producto, como es obvio,  de intereses monetarios.

Ah, sí, la prostitución, el homosexualismo tan de moda en estos tiempos, el sexo será provocador siempre, sí de eso escribiría.

Pensándolo mejor no lo hará…..es… de pronto siente la presencia oscura de alguien,  un intruso se adivina tras el fino tul que cubre  las  ventanas, busca el lugar adecuado y se filtra la imagen de una joven con lentes, no se da cuenta que su observado la estaba observando, cuando lo 

No hay comentarios: