Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 30 de junio de 2017

Miguel Ángel Esparta y los "emprendedores"


El señor que escribe no es Nano Guerra García es un profesor que  distingue al “emprendedor” (tipo Galerías “Nicolini”) usualmente autodenominados “empresarios” con los pequeños negociantes, aquellos que no solo satisfacen sus necesidades personales -también la educación y desarrollo de sus hijos agrego- y se equivoca de “medio a medio” al sostener que rehúyen las nuevas exigencias de la gente,  el pequeño comerciante propietario de una pequeña tienda quisiera desarrollar más es un deseo humano como la sentencia de Shopenhahuer “El cambio es lo único inmutable”. pido disculpas porque no sé escribir el nombre del filósofo alemán y pc es muy lenta para volver ingresar al diario.

Tanto se equivoca este profesor que vista la rentabilidad familiar muchos de los descendientes del pequeño negociante no piensan que una profesión les solucione su vida futura es el crecimiento del negocio y la responsabilidad compartida de sus integrantes lo que determinará su avance cuando el padre, madre o ambos pasen a mejor vida.

Y si la siguiente generación NO crece o se paraliza el desarrollo del negocio es, en mi opinión, por el desprecio a una profesión o el estudio de temas directamente relacionados con el sector al que está dedicado.

El caso de “Gamarra” es un buen ejemplo, todas esas sabandijas “emprendedores” que en ese lugar desarrollan sus negocios lo hacen EN UNA SOLA LÍNEA la textil y quien paga los bajos costos de las prendas, LA ESCLAVITUD LABORAL ¿No es verdad?, que el ministerio de trabajo con el ministro  del Presidente en estos afanes inspecciones Gamarra y sus talleres clandestinos de confección o de pronto el profesor piensa que en Gamarra venden productos de origen chino.

Así que la próxima vez que comente algo señor profesor averigüe usted mismo y no se limite a valorar los trabajos de los estudiantes.

El miedo a ingresar a un mundo desconocido en los negocios es tan natural como el de un niño a la oscuridad, primero debe conocer sus fortalezas y que ese reino que no ve NO esconde nada más que el silencio, la esperanza y el encuentro consigo mismo, cuando comprenda esas tres cosas NUNCA más tendrá miedo.

Sucede señor profesor que en el mundo de los negocios la oscuridad de un crecimiento en una línea desconocida sólo será superada cuando comprenda las cuestiones que un niño debe superar cambiando lo que haya que cambiar, Y NO PODRÁ porqué NO tiene educación, sólo conoce de cómo sacarle la vuelta a la ley, como robar a sus clientes que vuelven una y otra vez, porque tampoco tienen mucho de donde escoger, saben cómo explotar la miseria de las personas, en suma son  despiadados que crecen y crecen  atropellando todo el sistema y corrompiendo a cuanta autoridad tiene la osadía de cuestionar sus actitudes.

Acaso usted, señor profesor, piensa que los descubrimientos recientes de trabajos esclavizantes no se detendrá o no se desmontarán todos los contenedores que en ellos existen, ¡¡por Dios!!, jamás sucederá es decir NO continuarán una vez olvidados los "muertitos" de las Galerías "Nicolini" hasta que ocurra otro incidente.

No hay comentarios: