Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

domingo, 25 de junio de 2017

SEÑOR ALFONSO GRADOS MINISTRO DE TRABAJO


Deje usted de mostrarnos su incapacidad con frase como “lamentablemente”, necesitamos miles y miles de inspectores para supervisar, ni palabrejas como “estamos fortaleciendo” igualito como su jefe, no hable de “derechos laborales” cuando estos se vulneran diariamente desde hace muchísimos años.

Tiene usted el cuajo de anunciar un Tribunal del Sunafil del “más alto nivel”, títulos de doctores (¿ignora usted que también se “falsifican” en Azángaro?) en el fondo será constituido por gente que pertenece al cogollo del poder en el Perú, ¿Qué clase de Tribunal será, ¡¡defensor de todas las violaciones que cometen sus pares empresarios contra el trabajador!!.

Si realmente tiene la honesta y sana intención de combatir la informalidad NO necesita “lamentarse” ni exigir más trabajadores.

Con un mínimo de inteligencia cualquier humano que NO tiene sus “títulos”, sabría que inspeccionando las MAYORES galerías de Lima, sobre todo aquellas que demandan fuerza laboral, Y DE ENCONTRAR faltas SANCIONARLAS sin miramiento alguno y no se escude usted en el submundo judicial del que hacen uso sus amigos e integrantes del Tribunal que pretende crear, porqué las Resoluciones Administrativas con carácter de COSA DECIDIDA se EJECUTAN aun cuando fueran apeladas ante el Poder Judicial, existe, como no, regulaciones en este punto que el Presidente del Consejo de Ministros puede solucionar dado el PODER que la reforma de la Ley Nº 27444 le ha concedido.


SANCIONADAS LAS MAYORES, el ejemplo puede tener efectos en las menores, NUNCA sucederá ello si sigue lamentándose que no tiene personal y que la nueva “ley pulpin” es la fórmula mágica que solucionará la informalidad, NO SUEÑE señor Ministro, los informales pueden matar por unos centavos, los grandes empresarios NO lo apoyarán pues es mucho mejor tener como cien para comprar que sólo ochenta, si no entiende este razonamiento debe renunciar, sus servicios como lo he sostenido en “Siento vergüenza” en www.joseguianderson.blogspot.com, sólo contentarán a su jefe y  amigos.

No hay comentarios: