Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

sábado, 24 de junio de 2017

Señor Presidente, ¡Siento vergüenza" 2

Señor Presidente, ¡Siento vergüenza! (2)


Siento vergüenza de las penosas y cínicas declaraciones de SU ministro de trabajo, sosteniendo que como ningún trabajador de la Galería “Nicolini” se quejó del trato que recibía de los “emprendedores” (léase estafadores, falsificadores, explotadores, negreros) no inspeccionaron el lugar, ¿No sabe SU ministro señor Presidente que todos los indicadores de su gobierno y de los gobiernos anteriores que las “mype” son las que absorben el 70% de la fuerza laboral en el País y que son esas las que lloran mañana, tarde y noche para que no las graven con impuestos?, ¿Qué todas esas “mype” son propiedad de los “emprendedores”  a los que me he referido.

Siento vergüenza de la ignorancia de SU ministro de trabajo, ignorancia pagada por el poder que usted representa señor Presidente, “Las Malvinas” como “Gamarra” en La Victoria son dos inmensos centros comerciales y SU ministro de trabajo declara que no puede la “sunafil” inspeccionar a todas, es decir SU ministro de trabajo declara que se dedica a fiscalizar los miles y millones de pequeños negocios que explotan a sus familiares consanguíneos o colaterales y NO a las grandes galerías de negreros en su estado más salvaje, ¿piensa usted, señor Presidente en la posibilidad de que alguien le crea a SU ministro de trabajo?

Siento vergüenza de la ignorancia de SU ministro de trabajo, seguramente no sabe que en “Gamarra” existen cientos sino  miles de talleres clandestino de fabricación de ropa o que existen fábricas textiles en el Distrito de  Santa Anita que lo abastecen y que estas son grandes defraudadoras del fisco nacional y en “Gamarra” la esclavitud está como los contenedores de la Galería “Nicolini” a la vista y paciencia de todas las autoridades.

Siento vergüenza de la ignorancia de SU ministro de trabajo, no sabe que los permisos a las galerías de los negreros se negocian en los Consejos Municipales sin rubor alguno, ¿SU ministro no sabe de la corrupción señor Presidente?

Siento vergüenza de artículos como el de la señora Francesca Denegri, una rica hipócrita intentando defender –sin éxito alguno posterior como siempre ha sido- a los desposeídos.


Siento vergüenza señor Presidente también de su ignorancia y de su capacidad casi instantánea de tener una idea del problema que enfrenta QUE SE QUEDA sólo en idea, usted piensa señor Presidente que con un DS solucionará el problema de las familias de Pasco.

Cuando se trata de los pobres las reacciones son del momento como la suya en las Galerías “Nicolini” o de la señora Francesca Denegri por el mismo motivo, en el fondo NO valen nada y si estoy equivocado las acciones directas para solucionar el problema de las familias de Pasco debieron empezar AYER y NO detenerse hasta que estén cumplidas sus disposiciones.

De toda la desgracia -por los muertos- en las Galerías "Nicolini" la única opinión rescatable ha sido la de la señora Salgado (Presidente del congreso)  NO se solucionará el problema con leyes sino con fiscalización, que en buen romance significa NUNCA y los negreros, falsificadores, estafadores de los  "emprendedores" seguirán abriendo más y más galerías y los riesgos en aumento.

Si usted tuviera un poco de sentido común  sentiría vergüenza POR USTED MISMO.

No hay comentarios: