Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

lunes, 10 de abril de 2017

Aníbal Quiroga y el derecho fundamental a la información


Resulta incomprensible para mí que un abogado mediático y no por ello con mayores conocimientos que el suscrito, se haga preguntas como esta:

“¿Por qué una ley del Congreso debe ser la guardiana de que la información sea objetiva, veraz, plural y oportuna de la sociedad (sic), so pretexto de fortalecer el ejercicio de la libertad de expresión en los medios de comunicación y de la sociedad civil legítimamente representada? ¿Cuál sería una representación ilegítima? Al margen del galimatías, no se entiende quién es el llamado a representar legítimamente a la sociedad civil ni ante quién lo haría.?”

Lo más grave es que no tiene respuestas; en su auxilio responderé:

Las leyes tienen la generalidad en su aplicación por mandato constitucional, no son guardianas pues si así fuera la violación a sus preceptos prácticamente desaparecerían, las leyes reglan las relaciones del hombre con la sociedad y con él mismo, por ello la primera parte que el abogado Quiroga cuestiona es CORRECTA, porqué NO existe información objetiva, veraz, plural y oportuna y no es desde luego ningún fortalecimiento a la “libertad de expresión” por el contrario pretende corregir excesos como el que ayer se dio a conocer a la opinión pública de los que es responsable una señora de apellido Aramayo. A la que nadie tocó ni con el pétalo de una rosa antes de la primera vuelta.

La “democracia a la peruana” con la representación  congresal a la cabeza es un lastre del que deberíamos deshacernos si deseamos mantener a flote esta Nave que se llama Perú.

La segunda parte es de pero-grullo en lo conceptual y atendiendo a su posición “democrática” el abogado Quiroga debería saber que la única representación de la sociedad que se antepone al anarquismo es el Parlamento y son las leyes que dictan “democráticamente” las que deberían velar por los derechos ciudadanos y uno de ellos, sino el principal es el DERECHO FUNDAMENTAL  a saber lo que sucede en el País, es decir a ser INFORMADO objetiva, veraz, plural y oportunamente.

¿Qué clase de información es aquella que denuncia un hecho y luego desaparece el seguimiento como por arte de magia. En los programas políticos denuncias existen en cantidades navegables ¿De cuantas sabemos sus resultados?.

El abogado Quiroga no se queda en la superficie, insiste y escribe:

“Por supuesto que este proyecto, además de no contemplar figuras delictivas también muy graves para la sociedad (violación, pedofilia, homicidio o terrorismo), viola flagrantemente el derecho constitucional a la libertad de información y a la libertad de prensa, como bien lo ha apuntado la Defensoría del Pueblo.”

Encajándole al más oscuro Decano de la Orden la responsabilidad de su argumentación, no señor abogado Quiroga, no se tocan los delitos por usted mencionados porqué no hace falta ninguna norma para evitar que un violador sea nada menos que Director o propietario de un medio de comunicación, el desgraciado,  mal que nos pese, contratará testaferros de darse el caso.

La corrupción señor abogado Quiroga es hija de la ambición y ésta es condición humana, UN CORRUPTO SENTENCIADO  o NO nunca dejará de ser corrupto, exactamente como un violador.

Finalmente el abogado Quiroga no hace uso de ninguna “espada del augurio”, ni consulta oráculos para escribir lo siguiente:

¿Por qué la abrumadora mayoría congresal, que es oposición al gobierno, pretendería suicidarse con una norma de esta laya? Es difícil de entender, pero parece altamente improbable que una norma de esta factura sea finalmente aprobada por el Congreso. Y si lo fuera, sería prontamente fulminada por el Tribunal Constitucional, que para eso está.

Ahhh, ¿Qué les parece? El abogado Quiroga sabe de la naturaleza del TC y por eso lo enfrenta con un pequeño animalito llamado “musaraña” el escorpión asesino muchas veces cae ante la rapidez de la “indefensa musaraña”.



No hay comentarios: