Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

sábado, 15 de abril de 2017

El dogma económico en el pensamiento de Alfredo Bullard


“Si una empresa contrata a un trabajador, este no se vuelve más pobre al día siguiente de su contratación. Es todo lo contrario. Pasa de ser desempleado (ganaba 0) a ganar un sueldo (por ejemplo 1.000). No hay forma de sustentar que su situación es peor que antes ni que la empresa que lo contrató le robó algo, ni se hizo más rica quitándole algo que le pertenecía. Lo cierto es que tanto la empresa como el trabajador mejoraron con la contratación. Podríamos desear que el trabajador ganara más o menos. Pero no se puede sostener que es pobre porque la empresa lo contrató”.

COMENTARIO

El articulista criticando a Montaigne –sólo lo conozco de nombre- nos indica la incorrecta definición del personaje citado “la riqueza se construye con la pobreza  de otros”,  los ejemplos para demostrar la consistencia de este pensamiento en la pluma de Bullard  son  lamentables, quizás el no ser economista este Abogado tampoco lo es, haya influido  el presentar su comentario  del que he rescatado uno de sus párrafos,  es tan simple que un estudiante de economía podría hacerlo puré.

El tema del ejemplo está  planteado de acuerdo con sus convicciones  y situación económica, ¿quién en su sano juicio puede poner  tan torpe ejemplo?, Alfredo Bullard sin duda.

Comparar una empresa con un trabajador  vía contractual, jeje!! La primera necesita producir al más bajo costo y el segundo  “sobrevivir” ¿pierde éste al ser contratado? 

La pregunta  NO es apropiada pues primero deberíamos saber la oferta laboral en el mercado y si el trabajador tiene la oportunidad de elegir, como sabemos  la falta de oferta origina una caída de la contraprestación el exceso de demanda  laboral  para los economistas  se explica en un papel con una famosa curva que en el momento no recuerdo el nombre, en consecuencia y como en el Perú existe una demanda de empleo muy, muy superior a la oferta, los salarios disminuyen pues por cada oferta de empleo existen no menos de diez interesados en ocuparla,  ahora sí, volvamos a preguntar  con Bullard ¿pierde el trabajador al ser contratado por  la empresa?  SI señor abogado Bullard y la empresa ganará todo lo que el trabajador debería en realidad recibir,  es un asunto del mercado con presteza me respondería Bullard ¿y?  contradice esta realidad producto de nuestros casi nulo desarrollo industrial el pensamiento de Montaigne, DESDE LUEGO QUE NO.

Pero Bullard puede escribir lo que quiere incluso sandeces, espero que alguien le aclare las ideas.

No hay comentarios: