Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

viernes, 7 de abril de 2017

SIRIA

SIRIA

Salvo temas de igualdad y abuso del poder económico comparando nuestra realidad con la de nuestros vecinos, por ejemplo la “salida soberana al Mar a la que tiene derecho Bolivia” o recientemente las patéticas reflexiones de periodistas rentados sobre la situación que vive la República Bolivariana de Venezuela, no creo haber comentado nada sobre política internacional,  demasiadas limitaciones, comenzando por mi falta de conocimiento sobre un tema  tan complejo y sus múltiples variables y la lucha por el control del ser humano a escala mundial que en “pequeño”  lo compruebo día a día en el Perú no me permiten reitero aplaudir o condenar el ataque a SIRIA.

Bajo la premisa anterior  deseo opinar sobre el ataque con gas Sarín y razón fundamental de la decisión del mandatario americano de atacar un País soberano porqué amenaza la seguridad de los estadounidenses según he leído.

Cuando se comete un crimen el autor es sometido a juicio y condenado si es culpable.

Puede resultar torpe o  tonto pretender  enjuiciar a un país antes de aplicar una condena internacional, sin embargo recuerdo que en casos dramáticos como el de Kosovo la ONU antes de tomar decisiones agotó todos los recursos para evitar y autorizar la intervención militar.

SIRIA es una Nación que desde hace muchos años vive una guerra civil que no tiene cuando acabar, al punto que,  muchos de los sucesos que ocurren en el País árabe y sus secuela de muerte resulta ser parte de su cotidianidad.

El ataque a Jan Sheijuan  que ni siquiera había leído,  ha alborotado a ciertos países y el señor Trump –antes de esta decisión, pensaba  en  el Presidente norteamericano  como la versión adulta de “Daniel el travieso” con muchas habilidades para los negocios, de ninguna manera  un idiota-  más después de escuchar su mensaje justificando el ataque a una base militar SIRIA quedé estupefacto 

No es, insisto,  Donald Trump un idiota, es mucho peor es  la amenaza más concreta a la Paz mundial.

Deseo que líderes con el mismo poder conserven la calma, que el asunto interno de la lucha por el poder en  todas las naciones sean resueltos sólo por ellos, que no suceda nada parecido a la Libia de Khadafi o al Irak actual versus el Irak de Hussein.

El poder como toda acción del ser humano finalmente tiene un límite si lo cruzamos, la hora de Dios habrá llegado.

Buen día para toda la humanidad, en el Perú son las cinco de la mañana y 24 minutos.


No hay comentarios: