Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

miércoles, 12 de abril de 2017

Las Elecciones Generales del año 2021

LAS ELECCIONES DEL AÑO 2021


En la actualidad diversas personas, las de siempre, empiezan a entusiasmarse dada la debacle política de quienes con sus mismas intenciones sólo demostraron en el ejercicio del poder su maloliente mezquindad, ambición sin límites y  traición a la patria entendida en el concepto amplio de Nación

Esas personas las que por diversas razones sólo fueron el furgón de cola en cuanto proceso electoral intervinieron o pasaron sin dejar huella cuando lo ejercieron y más aún recuerdos que la ciudadanía no desea repetir o simplemente fueron desembarcados por felones,  plagiadores y sinvergüenzas de toda especie, como las que pretenden el desarrollo del Perú siempre que se impulse un proceso de degeneración creciente o las que pretenden eliminar el pensamiento crítico en nuestros niños y si por estas afirmaciones me motejan de homofóbico pues así será con la única precisión que mi homofobia es estrictamente legal.

Esas mismas personas están buscando acomodarse proponiendo alianzas amplias cuya visión y misión sean compartidas por los que pretendan unirse. Muchas no cuentan con recursos –por ahora- faltan cuatro años para las elecciones generales, del que dispondrán sin duda si acaso su mensaje cala en los ciudadanos y las “encuestas” potencialmente garantizan que estarán en la lucha final.

Por ello a falta de dinero funciona la astucia, necesitan una inscripción ante el JNE que nadie (léase grupos de poder interesados en evitar cualquier peligro a su cómoda y repugnante existencia) financiará; Por tanto, comiéndose muchos sapos coquetean con las que ya la tienen (la inscripción) pero sus posibilidades de poner en peligro el sistema no existen, de manera que brindarán sus favores a aquel o aquellos que por sus capacidades, elocuencia y conocimiento tienen fundadas esperanzas de llegar al poder.

Tales alianzas están destinadas al fracaso pues, hoy las pasadas de manos de ambos lados no son poco frecuente y la propuesta de elecciones internas libres una garantía para los que en solapada connivencia aspiran a una cuota de lucha por ser la  luz que guiará el paso de la “masa”.

Pero ¿por qué están destinadas al fracaso?, el señor Gonzalo Portocarrero en un brillante artículo que con alegría comparto con todos ustedes nos da la respuesta léanlo por favor.

Si una “alianza política” comienza por decir “bienvenidos a los que tienen ideas comunes” debe preguntarse ¿Cuáles son esas ideas, no les parece? Y ¿Quiénes tienen tales ideas comunes? Acaso corresponden al pensamiento del colectivo o de quien lo representa, distinción fundamental para saber quién es infiltrado por intereses propios y como tal “candidato insustituible del colectivo que representa para ser la luz que dirija el ejercicio del poder” y quien está dispuesto al diálogo y someter la posición del grupo (léase masa no importa si es una “masita”) para mejorar y aportar con el resto cuyo resultado sea el bien común de los ciudadanos.

Lo anterior es imposible en la “democracia peruana” por ello las grandes revoluciones son implacables y sí pues, la libertad está condicionada  pero si la meta es el bien común nadie que se oponga debe ser tolerado.

Es desde mi concepción ésta la realidad en el Perú, si queremos cambiar olvidemos el clientelaje, la democracia es un lastre en el que sólo prosperan los que están dispuestos a aplastar como  cucarachas a los que pretendan impedir su ascenso político o empresarial y en todos los niveles o clases sociales, sólo los poco afortunados son espectadores de  su propia historia.

Nuestro País está como está por la “democracia peruana”. No más "democracia" ni robongresistas; El Gobierno debe ser del Pueblo, para el Pueblo y por el Pueblo.





No hay comentarios: