Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

domingo, 13 de agosto de 2017

Fernando Berckemeyer y la represión de las protestas

Fernando Berckemeyer y la represión de las protestas

http://elcomercio.pe/opinion/columnistas/tiempos-violentos-fernando-berckemeyer-olaechea-noticia-449753

“También parece pensar que cuando un gobierno renuncia al monopolio legítimo del uso de la violencia, crea la paz. La verdad es al revés: lo que crea es el espacio para las violencias de todos los demás. Y a las pruebas me remito.”

MI OPINIÓN

Amables lectores y amigos, los seres humanos nos caracterizamos por las contradicciones que en el quehacer diario manifestamos aun sin darnos cuenta.

El párrafo que trascribo y casi todo su contenido es la invitación seria a la represión cuando el pueblo reclama, es decir, PERMITIR LAS PROTESTAS son un acto de debilidad que INEVITABLEMENTE incentivas las mismas y más aun los que protestan sienten que sus pretensiones son justas (este es mi agregado) pues en la medida que no se reprime existe, para los protestantes el convencimiento que el que soporta la protesta considera justa la reclamación.

Entonces pregunto, habida cuenta que quien formula la teoría reseñada es un conspicuo miembro de una las familias más aristocráticas que alguna vez paseó su nefanda presencia por las calles limeñas, ¿Por qué la comunidad internacional, con la sanguijuela de su promotor, condena la violencia en Venezuela?....ahhhhh….la respuesta es muy sencilla, ….están en el otro lado de la acera defendiendo el monopolio de su riqueza. ¿Alguna persona puede demostrar que estoy equivocado?

Tengo un gato al que sólo alimento NO soporto tenerlo en la casa, estos animales son muy parecidos en su conducta a los humanos.

El gato sabe cuándo le damos que comer y se presenta exactamente en esas horas y maulla si nos demoramos en servir su comida para gato y la leche a la que mi esposa lo ha acostumbrado, es ese maullido el que me desconcierta y encoleriza así que cada vez que lo hace le hecho agua con una manguera.

El animal finalmente aprendió que NO puede maullar, en silencio tendrá lo que desea.

Sin embargo, de cuando en cuando se le olvida lo aprehendido y como a veces yo mismo  le sirvo, en mi presencia “maulla” y como no le hago caso vuelve a “maullar” un poco más alto y si tampoco reacciono “maulla” con más fuerza, en ese momento le vuelvo a echar agua y todo recobra la normalidad que mi tranquilidad reclama.


Se parece este comportamiento a los terroristas de la derecha venezolana apoyada por la solidaridad característica de nuestra región según la “Declaración de Lima” (jajajaj!!!!), ¿cómo le han quedado los ojos angurrientos hacedores de dinero con el esfuerzo y dolor de los pobres, señor Fernando Berckmeyer y honorables miembros de la despótica cofradía a la que pertenece?.

No hay comentarios: