Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

sábado, 18 de marzo de 2017

HUGO COYA Y RECUERDOS DE CORIN TELLADO



“Nadie niega el papel fundamental de la familia en la formación de niños y niñas, pero tampoco se puede soslayar la importancia que poseen los maestros y la educación, especialmente escolar, en la instauración o no de conceptos como bondad, maldad, egoísmo, tolerancia, igualdad, convivencia entre distintos.”

“Es hora de que la escuela se transforme en un lugar seguro para todos y no en un espacio de persecución al diferente. Evitemos que la única esperanza que les quede a los estudiantes, quienes hoy sufren o serán testigos de este tipo de violencia, sea apenas escribir líneas como estas en el futuro, a modo de desahogo. No hacerlo se convertirá, a la larga, en un auténtico suicidio general como sociedad.”

MI OPINIÓN

Bastante más joven (por la foto) que éste Abogado. Respetuoso con aquellos que no comparten su pensamiento (ni siquiera alude a esas personas, me incluyo) y para probarlo nos cuenta la historia de su primeros años en la escuela al mejor estilo de Corín Tellado (como le gusta a la gente el sufrimiento), es cierto lo de las burlas, en mi época no tan acentuadas se respetaba y admiraba la capacidad del compañero, los profesores eran profesores no simples comunicadores del saber contenido en los libros y hoy pretenden (me da mucha cólera) encargarle la formación moral, pensamientos crítico y comprender la condición humana a nuestros hijos cuando ni siquiera ellos están en condiciones de comprender estos tres alcances que se confunden en el último.

¿Cómo concordar las “enseñanzas” de NO a la homofobia sin explicar por qué es así uno de sus compañeros de estudios si acaso, reitero los maestros pudieran tener condiciones para explicar tan complejo problema que anida en la mente humana y se extiende a toda la vida, con lo que pensamos los padres en las mismas o sino peores condiciones educativas que los maestros, familias que en su gran mayoría NO aceptan la homosexualidad siendo un rechazo natural NO de odio sino influenciado por el resto de ellas y miedo a tener un “maricón” en el seno  familiar.

Hugo Coya y todos los que piensan como él deben repensar su posición, NO es correcto cambiar la sociedad desde la primera infancia sin antes haber preparado a los padres para ese cambio.

Pero don dinero es muy poderoso y hace escribir cosas que no se piensan, no obstante, el gobierno insistirá en esa tarea “cambiar la sociedad” para que dentro de 20 años nuestros hijos más que confundidos por lo que se les inculcó en la escuela y lo que piensan los padres al respecto y los ejemplos percibidos, se decante por la liviandad, la bisexualidad, el derecho a abortar (matar) donde sea irrelevante el sexo y su práctica, una sociedad donde los valores actuales den pie a sus contrarios como conducta natural y la decadencia vertiginosa  de la humanidad en nuestra región. Si eso es lo que quieren serán sus hijos los mejores jueces.

El gobierno sabe que jamás logrará que los padres cambien de modo de pensar por ello atacan y someterán a nuestros hijos con enseñanzas que no están capacitados para entender.



No hay comentarios: