Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

domingo, 5 de marzo de 2017

jajajaj!! Claudia Cisneros jajajaja!!!!

http://larepublica.pe/impresa/opinion/853704-no-tienes-derecho-la-tolerancia

No recuerdo hace cuanto tiempo, la notable linguista peruana, doña Martha Hildebrandt escribió en un diario que Mario Vargas llosa era su caserito (aludiendo a algunos errores que comete el laureado escritor).

La señora Claudia Cisneros resulta para mí algo parecido, en realidad lo son todos los que insisten en culpar a la religión de estar en contra de la ideologia o cualquier nombre que se les antoje a Cisneros o personas como ella,  para calificar la enseñanza que recibirán nuestros niños desde los seis años de edad.

Hasta donde sé la ministra de educación ha proclamado por todas partes que la famosa "lo que sea de género" NO existe y que no se promueve la homosexualidad.

Estando a esa reiterativa declaración me pregunto ¿que tiene que ver la homosexualidad y la homofobia sobre las que ha escrito la señora  Claudia Cisneros con la enseñanza que contra la voluntad mayoritaria del pueblo este gobierno ruin , explotador y profundamente desigual está dispuesto a imponer?

Claudis Cisneros puede citar a un filósofo como Sartré como yo, en mi auxilio a Stephen Hawkings, sin que su opinión tenga mas valor por ello.

La señora Cisneros devela para el Perú lo que realmente pretende la curricula en lo que toca a la homofobia y la homosexualidad.

LOS NIÑOS O NIÑAS NO SON HOMOFÓBICOS, rechazan una conducta porque les resulta extraña y lo hacen, con la más absoluta naturalidad y espontánea actitud.

Si este gobierno quiere joder al Perú les recuerdo la marcha del día de ayer 04 de marzo (la vi por Bethel) no jueguen con fuego hay muchísimos peruanos dispuestos a enfrentarlo sin importar las consecuencias, porque si hay una desigualdad por la que lucharía además de pretender robotizar a mis nietos, es la distribución de la riqueza, somos muchos los pobres y una minoría de desgraciados no puede seguir expoliandola y contándonos el cuento que la miseria se ha reducido.

No hay comentarios: