Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

miércoles, 8 de marzo de 2017

Trudeau y el Aborto


"Rechazar el aborto es negarle el futuro a las mujeres"

"Primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, defendió el acceso a las mujeres al aborto, considerándolo derecho fundamental".

"El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, defendió este miércoles con vigor el acceso de las mujeres al aborto, pues es un derecho para "poder decidir sobre su futuro".

La vida es un derecho universal y  no necesita ninguna declaración para respetarlo.

Cuando este señor Trudeau le confiere a la mujer el derecho de matar como derecho fundamental  el más tenebroso futuro de la raza humana  se está gestando e increíblemente se alude al futuro de la mujer para justificarlo. 

Bueno, locos existen en todo el mundo sin importar sus calidades, conocimientos y poder que puedan tener.

Si el embarazo fuese una enfermedad que se contrae como una gripe, justo es sanar al enfermo, sucede, se lo recuerdo al señor Trudeau, que el embarazo únicamente puede suceder de las siguientes maneras:

a)      La mujer se acuesta por amor con el hombre que ama, es decir por voluntad propia.
b)      La mujer se acuesta por pasión con un hombre que le atrae por sus características personales, también por voluntad propia.
c)       La mujer es obligada (contra su voluntad) a sufrir la penetración de un desgraciado.
d)    La mujer desea tener un hijo pero no desea tener relaciones sexuales, fecundación “in vitro” por voluntad propia.

Concluyendo esta parte, la mujer SÓLO puede salir embarazada si el hombre participa en persona o a través de una inyección del líquido seminal en la parte del ovario que corresponda.

Hoy en día aquí en mi patria (Perú) especialmente en provincias el embarazo se da a muy temprana edad 14 o 15 años, las jovencitas gracias a un gobierno  preocupado por su bienestar tuvieron una niñez con desnutrición, pésima educación y su futuro casi no existe.

En las capitales de departamento incluyendo  a Lima la situación seguramente no cambia mucho pues la Capital del Perú es la suma de la migración interna y el futuro de las jóvenes embarazadas es incierto, sólo un grupo de privilegiadas familias pueden brindar a sus hijas (os) las oportunidades que TODOS LOS NIÑOS Y JÓVENES DEL PERÚ deberían tener.

Pero el futuro de la mujer que, sin duda, es mejor en Canada que en cualquier País latinoamericano, no puede justificar matar si el embarazo resulta de su propia decisión o de no haberse precavido para no gestar una nueva vida, primero porqué NO le pertenece, sólo vive a través de ella, la naturaleza así lo ha dispuesto.

Seguramente para el señor Trudeau el embarazo es un accidente, un misterioso milagro que le jode la vida a una mujer joven y le complica la economía a las empresas, mientras menor sea el costo de colaboradoras y colaboradores mayores serán sus utilidades y las  mujeres podrán acostarse según la pasión se lo demande  y luego  matar el indeseable resultado.

Al hijo producto de una violación NO se le puede matar, la mujer violada cargará por el resto de su vida el recuerdo de ese fatal momento, matar el producto es violarla dos veces.

Países como el Canadá están en la obligación de crear políticas de Estado para preservar esas vidas si la madre después del nacimiento no la desean.

No menciono a los tercermundistas no valdría la pena.

En el Perú no pueden desterrar la desnutrición crónica UN CRÍMEN  para este siglo, ni brindar una educación de calidad a la que le quieren incorporar un estudio de la identidad de género para justificar en el futuro un cambio en la conducta heterosexual, menos invertirán para resultados como los que he expuesto.

Pero este señor además tiene la osadía de regalar plata para aplicar la locura que el dinero causa a quienes sólo buscan beneficios corrompiendo o pretendiendo corromper a otros pueblos y naciones. Que lo haga, los gobiernos que acepten este tipo de “ayudas” deberían ser derrocados o gestar una revolución para que ello suceda.


No hay comentarios: