Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

martes, 4 de julio de 2017

Enrique Cavero y los "emprendedores"

Hace apenas unos minutos y gracias a mi hija pude comprobar el grado de ESTUPIDEZ al que ha llegado la especie humana, esa que está motivada por tendencias, vídeos virales que si no se ven está en la era de las cavernas, noticias que ocupan hasta 1º minutos sobre las desgracias de una extranjera y su esposo peruano para evitar que la deporten, una locutora que parece una ametralladora al hablar, y muchas otras ESTUPIDECES más que las constatamos diariamente en los medios todos los días, sobre todo en los escritos.

Pero esas estupideces a las que me referido son nada respecto al caso que narraré:

Una persona en Facebook muy “avivato” comparte una foto de un Tiburón saliendo del agua listo a morder al primer cristiano que se le cruce y les propone a todos los idiotas que están viendo la foto, “escriban el número 8 y verán lo que pasa”, ante semejante atentado a la inteligencia y como había tres números 8 escritos por el mismo número de idiotas pretendí darles una lección y escribí: “Estúpidos hay en todas partes”, cuando quise ver lo que había escrito primero tenía que ver “más comentarios” y eso fue imposible pues marcaba y marcaba “más comentarios” y los números 8 se repetían, me cansé de dar click y lo dejé ahí, sólo una persona en ese tiempo de cliks  SE RIÓ, seguramente las incontables personas que escribieron el número 8 siguen esperando a ver que pasa con la foto.

Es probable que  algún siquiatra o sicólogo dará una explicación, con mucho gusto la leería.

Pero a qué viene todo este rollo, al enlace que comparto conteniendo un artículo del señor Enrique Cavero que celebra una vez más a los emprendedores e innovadores, como los que alquilan un espacio de un metro cuadrado dentro de  un estánd un poco más grande en el que realizan su actividad, generalmente tramposa para estúpidos como los de la foto del Tiburón, pero hay que celebrarlo y apoyarlo porqué sin él caerá el desarrollo imagino que interno no podría creer de proyección internacional.

Que no debe sobreregularse la actividad que de por sí ya está regulada y hay que eliminar sobrecostos, no puedo pensar en los laborales pues como acabamos de comprobar los “emprendedores” e “innovadores” pueden asesinar sin el menor rubor antes que verse perjudicados en sus inversiones trafas y putrefactas, el señor Enrique Cavero no tiene que preocuparse de  reclamar las regulaciones existentes, primero porque están pintadas con letras que se borran y hay demasiados llorones pidiendo no pagar nada cuando no tienen casi nada que pagar.

Pero el señor Cavero es una persona inteligente y muy bien pagado por los empresarios a los que les interesan clientes con capacidad de pago que no tendrían si se formalizaran, termina el señor Cavero augurando mayor informalidad si el gobierno central, regional o local, insisten en regular o sobreregular la actividad de los emprendedores e innovadores capaces de asesinar para no pagar y la sucesión de estafas que además realizará  A LOS POBRES pues valgan verdades estos NO tienen muchas opciones para escoger.

Han visto la propaganda del grupo “Gloria” tratan de lavarse la cara y TODO EL RESTO ES SILENCIO.

Comparto el enlace y un párrafo del artículo:


“Si bien frecuentemente vemos cómo los negocios tradicionales están sobrerregulados y en consecuente desventaja, la solución no pasa por regular más al innovador (o prohibirlo, como se ha pretendido en algunos países), sino más bien liberar al tradicional de sobrecostos.


En el país de los emprendedores, poner barreras y restricciones a la innovación es dispararse a los pies. Lo único que se logra es frenar el desarrollo y fomentar más aún la informalidad.”

No hay comentarios: