Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

lunes, 17 de julio de 2017

Kenyi Fujimori y los cuentos hindúes


“La política es una cosa, la vida es otra.”

Es muy bueno leer a quien por sus antecedentes ancestrales y familiares representa una cultura de traición, mayor es el placer cuando descubrimos los desatinos de una raza que, sosteniendo una cosa realiza exactamente lo contrario.

Leer el artículo que contiene el enlace es como ver “Madre India” o “Joker”, más el lloriqueo del autor, por muy poco no se abre el corazón, sólo es anécdota.

La frase rescatada del artículo me dejó pensativo, “La política es una cosa, la vida es otra.” Me pregunté casi automáticamente ¿puede un  humano como político ser un asesino y en su vida privada un santo varón?, ¿Es acaso posible escindir a una persona dotándola de 2 personalidades?. El tema es siquiátrico conocido como “personalidades  múltiples”, “caballo loco”  podría de pronto encuadrar en esa tipología conductual.

Pienso que es un disparate pensar que un individuo pueda ser una cosa como político y otra en el trato diario con su entorno, sin embargo, es posible que, para el autor de la nota, dada la herencia de sus ancestros directos y experiencia vivida se pueda justificar la división en dos personalidades a los políticos que, al fin de cuentas son los que toman las decisiones y los militares obedecen.

¿Pensarán los votantes de postular cualquiera de los hermanos japoneses a la presidencia del Perú conociendo perfectamente que pueden decir una cosa pero  hacer otra y  para justificarse dirán  que una cosa es la política (pueden hacer lo que le dé la gana, traicionar en primer lugar) y otra el versátil espíritu de los hipócritas?.

En su momento desearía  lo tengan en cuenta y PARA TODOS los que postulen, los políticos nos han engañado siempre  pero nos ofrecen salvarnos, incluso nuestro actual gobernante más cerca que muchos a la mortaja que nos espera, nos endulzó con  “quisiera ser recordado como el Presidente que encaminó al Perú al primer mundo”, a un viejo –notablemente activo en el caso de PPK- que espera mucho antes que nosotros su cita con la muerte, es de humanos haberle creído y sin embargo lo que tenemos es otra cosa.

No hay comentarios: