Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

jueves, 6 de julio de 2017

Fiorella De Ferrari y los homosexuales

HOMOSEXUALIDAD Y UNIÓN CIVIL


Fiorella De Ferrari
06.07.2017 / 06:00 am

“Imaginemos a una escuela similar dedicada a estudiar estos “grandes problemas”: acceso al agua, desastres naturales, corrupción, urbanización posreforma agraria, manejo de la basura, educación, informalidad, partidos políticos, inseguridad ciudadana, unión civil, salud, identidad de género, etc. Invitaríamos a los jóvenes a analizar las problemáticas detrás de alguno de estos conceptos y dejaríamos que, a partir de ellas, se hagan preguntas y seleccionen eso que llama su atención, que los mueve.”

MI OPINIÓN 

El artículo cuyo enlace comparto es muy interesante, tanto como el ejemplo citado por la  articulista, lamento la existencia de dos temas que NO TIENEN  relación alguna con la educación ni  las demás áreas posibles de estudiar y discutir  porqué TODAS pueden ser solucionadas o disminuir sus efectos dañinos, la conducta de un ser humano y los gustos que tenga especialmente la homosexualidad NO TIENEN  solución la respuesta más razonable es NO ocuparse de ellos o aceptar vivir con personas con esas inclinaciones y, si de estudiarlos se trata, hagámoslo científicamente ¿Se puede o no revertir el gusto de una mujer por otra mujer?.

Corregir la conducta de un ludópata, drogadicto o la de un alcohólico es absolutamente posible, son enfermedades mentales o la adecuación del cuerpo a una sustancia que por su constante utilización se ha vuelto indispensable para el sujeto que la consume.

El homosexualismo es el gusto del cuerpo de un hombre con el que sueña otro hombre, el mismo razonamiento para el caso de las mujeres.

Los que defienden a los homosexuales sostienen que NO es una enfermedad, ¿Cómo se puede curar a alguien que NO está enfermo? Y peor aún ¿Por qué se tiene que estudiar la homosexualidad si sólo es una conducta y un gusto que tienen, a Dios gracias, un pequeño sector de la población mundial?, la única razón, se me ocurre pensar, es promoverlo, menos gente creando gente  en el Mundo podría ayudar a la supervivencia de la especie humana o tal vez y es lo más probables a su desaparición.


Dejen tranquilos a los homosexuales mientras no se metan con la sociedad pretendiendo volver legal una conducta y gusto minoritario.

No hay comentarios: