Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

lunes, 17 de julio de 2017

SOÑAR

SOÑAR

¿Es el sueño obsequio del descanso?
¿Acaso el eco del silencio?
¿El manto de la fantasía cubriendo
las inmundicias de la vida?
No lo sé.

Hoy aspiraré la fragancia del Jazmín
estival en el jardín de nuestra casa imaginaria,
lucirá esplendorosa, vestida de seda
reclamando el rojo color de la sangre,
sus diminutos pies desnudos contrastan
con las ondas formadas por el cabello que
desciende en perfecta armonía sobre
la espalda, lenguas de níveo fuego le dan
el hechizo del medioevo, completando el cuadro
su mirada de niña buena en los ojos color
Topacio  del rostro arcano de los deseos.

Nadie verá su vuelo envuelta en nubes de
blanco purísimo, viven con la cabeza gacha
contado  frejoles y  trozos de carne para
la instantánea, todos miran en olor de oro el cielo
con la cabeza gacha, el tiempo de la tecnología
y la ignorancia ha devorado sus cerebros,
no les queda nada, sólo frejoles, carne aderezada
con el confort propio de la holganza, esperan sin
saberlo, la más negra de las mortajas.

Pero tú amada mía curtida en mil batallas eres hija
de Vulcano y yo, la osadía, por tenerte entre mis manos.

José Guillermo Anderson Anderson
17-07-2017
Los derechos son del ser humano



No hay comentarios: