Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

lunes, 31 de julio de 2017

JORGE BRUCE Y LA INTIMIDAD

JORGE BRUCE Y LA INTIMIDAD

Por: Jorge Bruce

“Nada de esto es nuevo, pero puede que nunca haya alcanzado los niveles que la tecnología de hoy, tan necesaria en otros campos, significa como desafío a la indispensable intimidad”.

MI OPINIÓN

Un artículo muy interesante del señor Jorge Bruce y  pienso relacionado de alguna manera con el anonimato permitido en la Red.

Pienso también que entiendo lo que nos trasmite el señor Bruce y más aún, no sólo existe intimidad develada en la red por las razones expuestas por el sicólogo, hay una suerte de ignorar al que nos notifica que nuestra burbuja hace agua,  mostrándonos el salvajismo del poder contra el indefenso, se lee el tema probablemente y  talvez alguien reflexione una vez, identifica al autor y si es uno –como éste Abogado- monotemático en cuanto a luchar contra el abuso y la desigualdad, NUNCA MÁS se molesta en leer sus artículos, su burbuja y la intimidad que comparte en una suerte de realización personal no debe infectarse con situaciones o hechos  que por intermedio de su burbuja ven pero no les interesa o se empeñan en negar  y habrán de seguir el camino que los llevó a tener lo poco que tienen y exhiben.

Mas lo curioso de tal comportamiento virtual no cuadra perfectamente con el “anonimato” o esta alternativa confirma la nota del señor Bruce, que la propia red permite y la posibilidad de legitimar o denostar el sistema que los posterga o supuestamente les permite alcanzar el éxito tan dependiente de situaciones coyunturales o de explotación que usaron y usan para tener los bienes de los cuales disfrutan y exhiben con el orgullo que la frialdad al exhibirlos denota.

Recientemente en Rusia  se ha dictado una ley que impide usar servidores VPN (no tengo idea que es eso, sólo lo que se dice en la noticia, “aquellos que permiten navegar anónimamente”), al respecto pienso que es una medida que contribuiría a que la red refleje de alguna manera lo que sucede realmente en la vida, el “anónimo” puede ser hipócrita, mentiroso, apoyar porque le pagan (aunque en este caso existen muchos que no les importa que se sepa o no y actúan bajo su propio riesgo) e incluso ser delincuentes virtuales que, la tecnología finalmente descubre –es lo que pienso- y sancionará, pero no debe ser una cosa sencilla descubrir a un cobarde “anónimo” especialmente porque deben haber millones que utilizan como en el “lavado de activos” una serie de servidores para ocultar el lugar de donde escriben.


Evitando el anonimato podemos tener virtualmente la versión más cercana de la realidad.

No hay comentarios: