Los baños Termales en Roma

Roma, Historia y Cuna del Derecho

lunes, 3 de julio de 2017

Harry Belevan McBride y el racismo

http://elcomercio.pe/opinion/columnistas/racismo-doble-via-harry-belevan-mcbride-439234

Impresionante el artículo de singular elegancia aun en sus instantes más complejos, he estado obligado a leerlo dos veces algo que difícilmente realizo, generalmente mis comentarios son memoria de mis lecturas.

El autor es un gringo -digo lo que veo- muy molesto por la forma despectiva de un congresista de singular nombre con significado opuesto al rechazo o desprecio, para dirigirse a un congresista "gringo", la verdad no tengo en mí memoria el recuerdo de ningún "gringo" en el congreso, las alimañas no suelen diferenciarse.

Más allá de lo anecdótico comparto  la opinión del articulista    de  formación diplomática.

Ciertamente el racismo es de dos vías y en la cóncava guarda en lo político una apertura que "sotto voce" se niega en la intimidad debido como es obvio a la posibilidad de ser gobierno, en cambio del otro lado el racismo se ha  tornado intolerable utilizándolo para exigencia no debidas o para cometer toda clase de tropelías, desde las invasiones hasta el asesinato con la misma explicación.

Soy seguramente tan o más viejo que el señor Belevan McBride pero conservo toda la potencia de mi pensamiento y la revolución que anida en él, por ello lucho -desde esta trinchera, casi inadvertida-, contra la injusta distribución de la riqueza, no por ello olvido la nefasta actitud de quienes con un título inventado y promovido por la minoría, exigen toda clase de beneficios para seguir con su oscura ambición y grado superlativo de explotación, muchos de ellos hoy en el congreso.

La alusión a "Cholo soy...." no me parece apropiada pues, el tema es una denuncia que no va más allá de su efecto mediático, en el fondo es la resignación ante los hechos "...y no me compadezcas".

Cuando la revolución se instaure en el Perú quien sea el lider de la misma tendrá que ser un tipo del nivel del actual gobernante boliviano, deberá comprender que la minoría poderosa a la que combatirá ha sido el ejemplo -no tengo idea del porcentaje- para parte de la mayoría que, en los hechos y a diferencia de "cholo soy..." son tan perversos como sus antiguos opresores y dispuestos a todo, DEBEREMOS CUIDARNOS DE ELLOS, al fin y al cabo los verdaderos ricos harán sus maletas y asunto arreglado.

El artículo del señor Belevan McBride es un reto, una alerta y también un compromiso con la justicia.


No hay comentarios: